28 de noviembre de 2019
28.11.2019

Telefónica revoluciona su estructura para centrar sus esfuerzos en Brasil y Europa

La compañía desgaja el resto de su negocio en Hispanoamérica en una nueva filial y crea dos nuevas unidades: una tecnológica y otra de infraestructuras

28.11.2019 | 00:23
El presidente ejecutivo del Grupo Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ayer.

Revolución en Telefónica. La multinacional española presidida por José María Álvarez-Pallete anunció ayer un nuevo plan de acción basado en cinco medidas, entre las que se incluye centrar su foco en España, Brasil, Reino Unido y Alemania; escindir el resto de su negocio de Hispanoamérica en una única sociedad; crear dos unidades de negocio, Telefónica Tech y Telefónica Infra, y redefinir el centro corporativo con cambios en la estructura del comité ejecutivo de la empresa.

Con todos estos cambios, la compañía confía en generar más de 2.000 millones de ingresos adicionales, así como mejorar su flujo de caja, de acuerdo con la información que remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Al respecto, Álvarez-Pallete destacó que en la empresa han imaginado y diseñado la compañía que quiere ser en el futuro y quieren «empezar a construir el camino hacia ella». «Si en el pasado la baja penetración de los servicios de voz y datos,especialmente en los países emergentes, aseguraba el crecimiento futuro, la madurez creciente de los mercados y la aparición de nuevos competidores sujetos a distintas reglas demanda aproximaciones estratégicas muy focalizadas», admitió el ejecutivo.

En este contexto, la primera medida de Telefónica consiste en priorizar el grueso de sus inversiones en España, Brasil, Alemania y Reino Unido, mejorando la oferta y los servicios que se ofrecen a los clientes en unas regiones que considera tienen «potencial de crecimiento» en esta nueva fase, por lo que concentrará sus recursos en ellas. Aunque a cierre del tercer trimestre de 2019 el grupo estaba presenten 14 países, estos cuatro concentraban 218,1 millones de accesos (el 63% del total) y el 80% de ingresos, lo que justifica esta decisión.

Por otro lado, se constituye Telefónica Tech, unidad que aglutinará los negocios digitales con alto potencial de crecimiento y que pretende ser el socio que acompañe a otras compañías en su transformación digital. Inicialmente, en esta unidad se desarrollarán tres negocios: ciberseguridad, IoT/Big Data y cloud. Con esta nueva filial Telefónica quiere impulsar el crecimiento de estas actividades que, de forma agregada, ya están logrando subidas de facturación por encima del 30%. Esta unidad se podrá expandir en el futuro si aparecen nuevas oportunidades de negocio y está abierta a adquisiciones que complementen el negocio.

Asimismo, se crea Telefónica Infra, donde se incluye su participación del 50,01% de Telxius como primer activo, para aglutinar las participaciones accionariales de Telefónica en vehículos de infraestructuras de comunicaciones, dando servicio a terceros operadores e incorporando socios. Con esta unidad Telefónica persigue poner en valor una cartera «única» de activos, enfocándose en el desarrollo y monetización de torres, sistemas de antenas distribuidas, centros de datos, proyectos greenfield de fibra o cables submarinos, entre otros. Para ello, está abierta a distintos esquemas de participación accionarial (mayoritaria o minoritaria) y a los «mejores socios» para cada uno de los tipos de activo.

Por otro lado, creará una unidad que aglutine sus negocios en todos los países de Latinoamérica en los que opera salvo Brasil, que contará con un equipo de gestión específico y diferencial al del resto del grupo y que tendrá como objetivo fundamental la atracción de inversores y la obtención de potenciales sinergias con otros agentes de los mercados, «con una filosofía de garantizar y maximizar el servicio que le ofrece a sus clientes».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook