27 de noviembre de 2019
27.11.2019
Baja su facturación

Sucesores de Pedro Soriano Buforn baja su facturación y recorta pérdidas el año de su venta

La empresa vilera fue adquirida a finales del pasado año por Fragadis, la cadena catalana de tiendas Spar

27.11.2019 | 00:12
Imagen de archivo de la sede logística de la empresa en La Vila.

Sucesores de Pedro Soriano Buforn vendió a finales del pasado año la empresa familiar de supermercados con sede en La Vila a la cadena catalana Fragadis, que se hizo, así, con el control de los 56 establecimientos que gestionaba la alicantina en la provincia y Valencia. Coincidiendo con el aniversario de esta operación, la firma vilera acaba de depositar sus últimas cuentas anuales independientes correspondientes al ejercicio 2018. Este último balance refleja una caída de la facturación, al pasar de los 84,9 millones de 2017 a los 77,4 de 2018. No obstante, la enseña ha podido recortar la cifra de pérdidas, que han pasado de los 228.011 euros de 2017 a los 181.473 del pasado año.

En el informe de gestión se encuadra esta evolución en un contexto de incremento de los niveles de oferta del sector de alimentación, así como al aumento de la competitividad, con una marcada tendencia a la rebaja de precios y márgenes, y a la necesidad de concentración en el sector para mantener costes de compra y estructura. En el mismo informe se detalla que en 2018 se produjo «una toma de control de la compañía por parte de un grupo externo a la familia propietaria». Es decir, Fragadis.

Los supermercados de Sucesores de Pedro Soriano Buforn han sido durante 60 años una enseña histórica y puntera del sector de la alimentación en la provincia y una de las empresas que operaba con la marca Masymas. No obstante, la nueva propietaria ha ido cambiando en algunos establecimientos este sello por el suyo propio de Spar.

Fue el 3 de noviembre cuando Sucesores de Pedro Soriano Buforn pasó a ser controlada por Fragadis, del mismo sector de la alimentación y ubicada en La Canonja (Tarragona). Entonces se traspasaron los 56 supermercados de la empresa vilera, así como las tres plataformas de distribución y cuatro autoservicios mayoristas que explotaba con el nombre de Eurocash. Entre todos los centros sumaban una plantilla de 600 empleados, según se publicó entonces.

Dos operaciones


Tras la operación de noviembre, en enero otra empresa catalana, GM Food Ibérica, anunció la compra de cuatro establecimientos cash & carry, diez supermercados franquiciados y una red comercial de 200 clientes en la provincia. Estos establecimientos formaban parte de la antigua red de Eurocash y Masymas de la firma vilera Sucesores de Pedro Soriano Buforn, adquirida por Fragadis, que decidió desprenderse de ellos. Al margen de esta última operación, en el último trimestre del ejercicio 2018-2019 se produjo el traspaso del control de la sociedad vilera a la dominante, por lo que la formulación de cuentas del primer ejercicio se realizará por el nuevo órgano de administración.

Todo este movimiento empresarial que comenzó en otoño pasado, culminaría en julio de este año, ya que tanto la sociedad de La Vila como su matriz, Fragadis, tomaron la decisión de iniciar el proceso de fusión de ambas sociedades el 1 de julio de 2019, con retracción de la fusión al inicio de ejercicio de ambas sociedades, siendo Sucesores de Pedro Soriano Buforn la absorbida y Fragadis, la absorbente. Este periódico intentó ponerse ayer en contacto con la cadena catalana Fragadis, sin conseguirlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook