27 de noviembre de 2019
27.11.2019

Los sindicatos salen a la calle contra el "despido por enfermar"

UGT y CC OO reclaman la derogación del artículo de la reforma laboral que permite prescindir de trabajadores que acumulen bajas, aunque sean justificadas

27.11.2019 | 14:22
Los sindicatos salen a la calle contra el "despido por enfermar"

Alrededor de 200 delegados de UGT y CC OO se han concentrado este miércoles en la plaza de Montañeta de Alicante para protestar contra la reciente sentencia del Tribunal Constitucional que avala el artículo de la reforma laboral del PP que permite el despido de los trabajadores que acumulen bajas por enfermedad, aunque estas estén justificadas. Una protesta que han encabezado las responsables de ambos sindicatos en l'Alacantí, Yaissel Sánchez y Consuelo Navarro, respectivamente, con el lema de "No al despido por enfermedad" y que se ha repetido en las principales ciudades españolas

Como han recordado las representantes de los trabajadores, el artículo supone que cualquier empresa puede rescindir el contrato de un empleado, alegando causas objetivas, cuando haya acumulado ocho días de bajas interminentes en dos meses o unos 11 días a lo largo del año, lo que consideran "inaceptable".

"La sentencia ampara uno de los aspectos más sangrantes de la reforma laboral y supone que la salud de los trabajadores está supeditada a la rentabilidad empresarial", ha denunciado la secretaria comarcal de UGT, quien considera que esta legislación perjudica especialmente a las personas con enfermedades crónicas. Para Sánchez, la sentencia supone un duro golpe al derecho a la salud "que también está recogido en la Constitución".

En la misma línea, su homóloga en CC OO ha recordado que, desde 2017, se han registrado en la provincia 1.362 accidentes laborales más y que, en muchas ocasiones, este tipo de incidentes, así como las enfermedades de origen laboral, se ocultan y se hacen pasar por bajas comunes, lo que agrava los efectos de esta legislación, ya que facilitará el despido de los afectados. Así, lamentó la falta de cultura de prevención en salud laboral en las empresas y las administraciones. Al respecto denunció que el Gobierno ha elevado, contra el criterio de la CE, los niveles permitidos en los centros de trabajo de cancerígenos como el sílice, el bromoetileno o la acrilamida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook