19 de noviembre de 2019
19.11.2019

El TSB pecó de un exceso de confianza en su integración con el Sabadell

La entidad publica un informe sobre los problemas informáticos que bloquearon casi dos millons de cuentas del banco británico

19.11.2019 | 17:08
El TSB pecó de un exceso de confianza en su integración con el Sabadell

Fueron demasiado "ambiciosos" con el calendario y les faltó aplicar el "sentido común". Es la principal conclusión a la que llega el informe elaborado por el bufete Slaughter & May, en el que analiza las causas de los problemas informáticos que se produjeron con la migración del sistema del banco británico TSB, tras su adquisición por parte del Banco Sabadell.

Unos problemas que provocaron que casi dos millones de clientes pasaran varios días sin poder acceder a sus cuentas y que muchos fueran, incluso, objeto de ataques fraudulentos para tratar de hacerse con sus datos. De hecho, el caos provocado obligó a la filial del Sabadell a indemnizar a muchos de ellos, lo que, junto con el dinero que tuvo que destinar restablecer la plataforma, acabó costando a la entidad casi 400 millones de euros.

Tras lo ocurrido, el banco británico decidió encargar un informe independiente al citado bufete, aparte de las investigaciones que las autoridades del Reino Unido también pusieron en marcha. Sus conclusiones se divulgaron ayer y no dejan en buen lugar ni al consejo de administración del TSB ni a la filial informática del Sabadell, Sabis.

Sobre los primeros, el documento señala que el consejo del banco pecó de un exceso de confianza en la preparación del plan de migración tecnológica de sus sistemas, según informa Europa Press. Unos fallos de supervisión que se acentuaron por las prisas para desconectar los sistemas del TSB de la plataforma informática de Lloyds, su anterior propietario, que cobraba una cantidad abultada por mantener este servicio.


En un sólo fin de semana

De este modo, el despacho de abogados cree que el consejo de TSB "no entendió completamente el alcance y la complejidad" de llevar a cabo este proceso que se quiso completar en un solo fin de semana, mientras que han asegurado que si hubieran usado "el sentido común" se hubieran dado cuenta de que existían evidencias que apuntaban a que la planificación tenía que haber sido cuestionada.

"Muchos problemas se podrían haber solucionado, pero tenían un calendario muy ambicioso y poco realista", ha señalado Slaughter & May, explicando que establecieron una fecha de finalización deseada y crearon un plan ajustado a la misma, sin tener en cuenta los riesgos.

Así, el bufete ha aseverado que TSB se lanzó con una plataforma que "no era estable ni estaba completa". De hecho, han encontrado que solo se realizaron pruebas en uno de los dos nuevos centros de datos que se crearon para que Sabis -la plataforma tecnológica de Banco Sabadell- soportara la migración.

El informe de 262 páginas, que ha sido publicado en su integridad en el afán del banco de ser "totalmente transparentes y para poder aprender de los pasos que se tomaron mal", forma parte de una serie de análisis realizados por terceros y encargados por el consejo durante estos últimos 18 meses.

El banco responde

A pesar del compromiso de TSB de publicar este informe, ha dejado clara su opinión de que el mismo "no recoge todos los aspectos que sí que han incluido otros expertos" y ha subrayado que no está de acuerdo con muchos puntos, sobre todo en lo referido a la "inconsistencia" de la revisión de los dos nuevos centros de datos, asegurando que eran "idénticos".

"La información que el consejo de TSB consideró en el momento en que se tomó la decisión de proceder con la migración no sugería que los clientes podrían verse afectados. La decisión se tomó tras un largo periodo de pruebas y con informes de la junta que apuntaban a que estaba todo listo", ha señalado la filial británica de Banco Sabadell.

El presidente del consejo de TSB, Richard Meddings, ha vuelto a disculparse por los problemas que experimentaron los clientes en la primavera y el verano de 2018 y ha remarcado los "significativos" esfuerzos que se han realizado y el compromiso asumido para solucionar el caos y recuperar la confianza.

En este sentido, Meddings ha señalado los cambios que se han ido realizando, como la toma de control directa de sus sistemas informáticos o el cambio de la cúpula, tras ser nombrada en noviembre del año pasado Debbie Crosbie como consejera delegada. Crosbie presentará la semana que viene en Londres el nuevo plan estratégico para la entidad.

En definitiva, Slaughter & May sostiene que la migración podría haberse hecho de manera diferente, incluyendo la necesidad de contar con una supervisión más sólida o de haberse cuestionado la exactitud de todas las pruebas, mientras que el consejo de TSB está seguro de que contó con todas las garantías orales y escritas para determinar que podía proceder con la integración.

La postura del Sabadell

Por su parte, desde el Sabadell se limitan a señalar que han prestado apoyo en todo momento al consejo del TSB para superar estos problemas pero también recuerdan que se trata de un órgano autónomo a la hora de tomar sus decisiones. En cualquier caso, recordaron que ningún cliente ha perdido dinero como consecuencia de lo ocurrido y destacan que ahora su filial dispone de una de las plataformas informáticas "más avazadas" del Reino Unido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook