05 de noviembre de 2019
05.11.2019

Alicante suma 2.069 parados más en octubre por el fin de la campaña estival

El desempleo baja en todos los sectores menos en la actividad de los servicios. La Seguridad Social gana 3.500 cotizantes en la provincia, la única donde aumenta el paro en la Comunidad

05.11.2019 | 10:16
Una mujer entrando a una oficina de empleo en Alicante

La finalización de los contratos temporales de la campaña de verano en los negocios turísticos ha vuelto a generar un aumento del desempleo en octubre en la provincia. Alicante registró el pasado mes 2.069 desempleados más, con lo que la cifra total de parados se sitúa en 147.276, solo 29 más que en octubre de 2018. La variación al alza experimentada por la provincia, además, se desmarca de la tendencia de la Comunidad, donde el paro bajó en 542 personas por los descensos registrados en Castellón (-209) y, especialmente, en Valencia (-2.402). Sin embargo, a nivel estatal, el paro creció en 97.948 personas, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Trabajo.

Pese a que el final de la campaña de verano, tradicionalmente, suele suponer un aumento del paro, en esta ocasión llama la atención que todos los sectores de actividad redujeron sus bolsas de parados en la provincia, a excepción de los servicios, que incrementó el número de desocupados en 2.766, y el colectivo sin empleo anterior, que subió en 97. La industria fue el sector que mejor comportamiento arrojó al rebajar el paro en 435 personas, seguido de la construcción, que lo hizo en 340. La agricultura registró 19 desocupados menos.

Por otra parte, el aumento del desempleo contrasta con el aumento en la contratación. El pasado mes, los empresarios alicantinos realizaron 69.131 nuevos contratos, que representaron 7.323 más que el mes anterior y 2.883 más que un año antes.

También la afiliación a la Seguridad Social arrojó un aumento en el número de cotizantes. El sistema sumó en octubre 3.502 altas laborales, que sitúan el total de afiliados al sistema en 667.780.
Los sindicatos suelen atribuir la diferente variación del paro y la creación de empleo a la corta duración de los nuevos contratos y a la excesiva rotación en el empleo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook