21 de octubre de 2019
21.10.2019

Más de 550.000 alicantinos podrían reducir la potencia de luz que tienen contratada

La distribuidora del grupo Iberdrola i-DE cuenta con 1,4 millones de contadores inteligentes en la provincia

21.10.2019 | 13:02
Más de 550.000 alicantinos podrían reducir la potencia de luz que tienen contratada

i-DE -la nueva marca de distribución eléctrica del grupo Iberdrola- calcula que más de 550.000 alicantinos podrían reducir la potencia de luz que tienen contratada, con el consiguiente ahorro que esto supone en la factura. Así lo han señalado los responsables de la compañía este lunes durante la jornada "Contadores inteligentes: La distribución eléctrica al servicio del cliente", celebrada en la Cámara de Comercio de Alicante, y que ha contado con la asistencia del jefe del servicio territorial de Industria y Energía de Alicante, Matías Pablo Mas; y Javier Bon, director del Servicio al Cliente de i-DE, entre otros.


Así, entre otras cosas, desde la firma han señalado que este proceso de cambio de potencia puede gestionarse de una forma cada vez más sencilla, gracias al proceso de digitalización de las redes que se ha desarrollado en los últimos años. De este forma, el gran volumen de información que se genera y que la industria pone a disposición de sus clientes y ciudadanos -cada vez más conectados- permiten personalizar su forma de consumir a sus hábitos, aportando más valor añadido y una experiencia más satisfactoria, según la compañía.

En el caso de la red que gestiona i-DE, el proceso de digitalización ha representado, solo en la provincia de Alicante, el despliegue de más de 1,4 millones de contadores inteligentes y la adaptación de más de 11.600 centros de transformación, a los que se les ha dotado de capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

Más eficiencias

Además, la compañía ha desarrollado nuevas aplicaciones, como una App y una web, desde la que se puede obtener toda la información que el equipo de medida está registrando en tiempo real, como son los datos de sus curvas de consumo de electricidad diario, semanal o mensual, así como la máxima demanda de potencia en cada mes, con el fin de chequear si es la que se necesita, con el consiguiente aumento de eficiencia y ahorro económico. Asimismo, aporta información sobre la forma en la que se distribuye el consumo de energía eléctrica, lo que permite hacer un uso más eficiente de la electricidad, decidiendo el tipo de tarifa que se adapta mejor al modo de vida.

Con los nuevos contadores inteligentes se reducen los errores en la facturación de las lecturas del suministro, se permite realizar operaciones inmediatas y a distancia, y se diagnostican las incidencias, tanto si es en el interior de la vivienda de los usuarios como en la red de i-DE.

En la jornada han participado también César Calomarde, jefe de zona de i-DE en la provincia de Alicante; Cecilio Nieto, presidente de UCE de l'Alacantí; Andrés Sabater, presidente de APEME; Carlos Amat, jefe del servicio de Comercio de Cámara de Alicante; Antonio Martínez-Canales, decano del COITIA) y Enrique Saez, del COIICV.

Con esta transformación de las redes hacia una infraestructura inteligente, la compañía avanza en su estrategia de transición energética y contribuye a la descarbonización de la economía, mejorando la eficiencia de la red, optimizando la gestión de la demanda y respondiendo a las nuevas tendencias en la relación con sus clientes, que demandan productos y servicios más personalizados y una gestión más activa de cómo consumir electricidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook