16 de septiembre de 2019
16.09.2019

UEPAL agradece a los cuerpos de seguridad, administraciones y empresas privadas el trabajo ante la situación de emergencia por la DANA

La Unión Empresarial de la Provincia de Alicante solicita con carácter de urgencia la declaración de Zona Catastrófica para la Vega Baja

16.09.2019 | 13:21

La Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (UEPAL) quiere agradecer la importante labor desarrollada los últimos días ante la situación de emergencia en la zona sur de la provincia de Alicante con motivo de la DANA. Los empresarios alicantinos lamentan las víctimas y los daños ocasionados y quieren mostrar su solidaridad con las más de 20.000 familias que se encuentran en estos momentos fuera de sus casas o sin recursos básicos como agua o luz.

"La labor realizada ha sido excelente, ante una situación de emergencia como ésta la rápida actuación de Bomberos, Policía, Protección Civil, Cruz Roja, Coordinación de Emergencias, Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, la UME y las administraciones locales, ha sido clave para evitar más daños y minimizar consecuencias. También debemos agradecer a AEMET el que pusiera en alerta a los municipios, pues de esta forma se han evitado mayores catástrofes. Y como no, a las empresas de nuestra provincia y la ciudadanía, que de forma anónima han puesto a disposición sus maquinarias, vehículos, personal, han ofrecido víveres, y en definitiva, han trabajado y trabajan, por todas las familias afectadas. Los empresarios alicantinos nos debemos a nuestros vecinos y nuestra tierra, y una vez más, estamos y estaremos para lo que se necesite, pues juntos hacemos provincia", ha comentado Juan José Sellés, presidente de UEPAL.

UEPAL, ante la situación de los últimos días, instó a sus asociados a poner a disposición de las autoridades competentes, los recursos técnicos, materiales y humanos de sus empresas, para ayudar a paliar las consecuencias de la DANA. "Volver a la normalidad lo antes posible, es una obligación moral que tenemos como parte de la sociedad en la que vivimos", ha recalcado Sellés.

Los empresarios alicantinos solicitan la declaración urgente de Zona Catastrófica para la Vega Baja, con el fin de poder cubrir el desamparo de las familias y empresas y poder volver a la normalidad y pasar página lo antes posible. Las Corporaciones Locales también recibirán, en este caso, ayuda del Gobierno para infraestructuras públicas, agrarias, etc.

Esta situación de emergencia trae, además, por parte de UEPAL una serie de reivindicaciones con el objetivo de evitar mayores daños en futuros episodios de inundaciones. Los empresarios alicantinos reclaman a las administraciones el cumplimiento de la Ley del Suelo, para evitar que se construya en zonas inundables, y que los municipios elaboren mapas de inundación.

"Las obras antirriadas realizadas en muchas de las localidades de la provincia han sido claves en esta y otras situaciones similares, pero no son la única medida que se debe tomar para evitar estas catástrofes. Una buena ordenación del territorio es imprescindible, un buen encauzamiento de los ríos. Vivimos en una zona donde la gota fría cada vez es más potente, y toda prevención es poca. Tenemos los medios para evitar males mayores y las administraciones han de ponerlos todos", ha comunicado Juan José Sellés.

Desde UEPAL se reclama además responsabilidades a la Confederación Hidrográfica del Júcar, ya que una correcta labor de mantenimiento de las cuencas es crucial ante fuertes lluvias y la crecida de los caudales, y en la provincia de Alicante estas actuaciones eran deficientes. "La CHJ no ha estado a la altura de las circunstancias, y debe asumir su responsabilidad", ha finalizado Sellés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook