09 de julio de 2019
09.07.2019

La exportación de cítricos cae un 5,6% en la Comunidad y crece un 8% en Andalucía

Los bajos precios y la superficie de minifundios lastran la facturación de las empresas valencianas

08.07.2019 | 22:37

La facturación de las exportaciones de los cítricos de la Comunidad Valenciana ha bajado este año un 5, 6% mientras la de Andalucía ha subido un 7,9%. Las zonas productoras de España sufren la misma presión de otros mercados del Hemisferio Sur y de la cuenca mediterránea, pero, ¿por qué se registra un diferente comportamiento entre la Comunidad y Andalucía? Según las organizaciones agrarias, la diferencia estriba en que el campo andaluz se caracteriza por una superficie de latifundio y que, por la tanto, tiene menos costes de producción que aquí, basado todo fundamentalmente en el minifundio.

Los datos del primer cuatrimestre han sido publicados por la Agencia Andaluza de Promoción Exterior y subrayan que las naranjas del sur de España muestran una balanza comercial saneada con un superávit comercial de 157 millones de euros. Desde la asociación AVA afirman que las exportaciones de cítricos valencianos han aumentado, pero que los ingresos han disminuido porque las operaciones se han cerrado con «precios de miseria». La Unió de Llauradors reitera que ha salido más fruta en la segunda fase de la temporada, pero con «precios bajos». AVA asevera que estas cifras confirman que la actual campaña se trata de «una de las peores que se recuerda» y espera que la nueva ley autonómica de estructuras agrarias propicie un incremento de las extensiones de la Comunidad y de su rentabilidad.

AVA agrega que los citricultores de esta autonomía tienen más dificultades que los andaluces para afrontar los problemas actuales porque los segundos disponen de campos más mecanizados y con un coste de producción inferior al contar con latifundios.

La asociación de exportadores de frutas de Castelló (Asociex) asegura que, por este motivo, en Andalucía crecen las plantaciones al tiempo que en el territorio de la Comunidad Valenciana crece el abandono de campos.

Parón en otros mercados

Asociex menciona, asimismo, las dificultades de las empresas de esta zona para abrir nuevos mercados fuera de la Unión Europea en un momento, agrega, en el que aumentan las importaciones de naranjas procedentes de otros países del Mediterráneo con costes productivos reducidos, como pueden ser los casos de Egipto, Grecia o Turquía.

Con la impresión de Asociex coincide el secretario general de la Unió de Llauradors, Carles Peris, quien afirma que la UE acapara el 92% de las exportaciones de la Comunidad y que las firmas «no son capaces de llegar a otros mercados por los protocolos de tratamiento en frío». Por ello, reclaman «reciprocidad» con las importaciones de otros países como Sudáfrica o Egipto para evitar lo que considera una competencia desleal. «Cada vez tenemos más presión en Europa y no llegamos a otras zonas como China, Japón o los Emiratos Árabes», incide Carles Peris.

Cabe recordar que Egipto amenaza con arrebatar a España la primera posición como principal exportador de cítricos. Las exportaciones de naranjas ascendieron a 1.462 millones de toneladas en 2017, mientras España sumó unas ventas de 1.624 millones de toneladas, según datos del Ministerio de Agricultura español. El Consell confía en la ley de estructuras agrarias para propiciar una ampliación de la extensión citrícola en la Comunidad Valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas