06 de julio de 2019
06.07.2019

Fallecen dos operarios de grúa al caer 40 metros por un barranco en València

Los trabajadores realizaban tareas para apuntalar una carretera cuando se produjo un desprendimiento

06.07.2019 | 00:40
Los bomberos inspeccionan la grúa que se despeñó.

Dos operarios de 51 y 59 años que trabajaban en una grúa fallecieron ayer tras caer desde una altura de 40 metros en el término del municipio valenciano de Aras de los Olmos. Según fuentes del Centro de Información y Coordinación de Emergencias (CICU), la máquina trabajaba en las obras de apuntalamiento de la carretera CV-363, casi en el límite con Aragón y un desprendimiento de la ladera de una montaña provocó que se despeñara con los dos trabajadores dentro y volcara.

El camión grúa en el que se encontraban trabajando los dos operarios de mantenimiento de carreteras cayó al hundirse la carretera y tras dar varias vueltas de campana acabó en el río de Arcos. Las fuentes consultadas por este periódico hablan de un desnivel de cerca de 40 metros.

Al lugar del suceso, ocurrido a las 11.30 horas, se movilizó una ambulancia del SAMU y Soporte Vital Básico, así como un helicóptero medicalizado de la Generalitat. Sin embargo, no se pudo hacer nada por salvar las vidas de los dos trabajadores.

También acudieron bomberos voluntarios de Titaguas, efectivos de L'Eliana y del Grup Especial de Rescat (GERA) del Consorcio de Bomberos de València junto a bomberos forestales de la Generalitat y dos aeronaves.

La carretera donde se produjo el accidente, que había sido asfaltada recientemente, comunica la pedanía de Losilla con la aldea Hoya de la Carrasca (Teruel), por lo que en la zona también se encuentra trabajando personal del Gobierno de Aragón. Los dos trabajadores fallecidos, de 51 y 59 años, se encontraban reforzando los muros de contención para evitar posibles desprendimientos a la calzada. A la espera de las investigaciones que realice la Guardia Civil, una de la hipótesis que se manejan es que en la zona bajo la carretera se hubiera formado una especie de cueva o vacío, favorecido por las lluvias a lo largo del año, que cedió cuando los operarios inyectaban las varillas del muro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook