05 de junio de 2019
05.06.2019

El embajador chino sobre el pulso comercial: "EE UU quiere atropellar el legítimo derecho de China al desarrollo"

Lyu Fan protagoniza la ponencia central del foro "La Franja y la Ruta" que se ha celebrado en el Club INFORMACIÓN - Durante su intervención ha defendido que la iniciativa "da nueva fuerza al crecimiento económico mundial"

04.06.2019 | 21:34
El embajador chino sobre el pulso comercial: "EE UU quiere atropellar el legítimo derecho de China al desarrollo"

El embajador de China en España, Lyu Fan, ha afirmado esta mañana en el foro "La Franja y la Ruta" que "la actual Ruta de la Seda da nueva fuerza al crecimiento económico mundial". Así, ha comenzado su ponencia en el foro que se ha celebardo en el Club INFORMACIÓN.

Lyu Fan también ha hablado sobre las fricciones comerciales entre EE UU-China. El embajador ha rechazado hablar de "guerra comercial" y ha preferido referirse a esta situación como "fricciones, que ha considerado que "son un ataque unilateral" de EE UU, que "atropellar el legítimo derecho de China al desarrollo". En este sentido, ha abogado por trabajar desde la "negociación" y "con buena voluntad" para encontrar una solución".







El embajador ha dejado claro que "China no quiere una guerra comercial, pero no tenemos miedo; si es necesaria para salvaguardar los derechos legítimos del Estado".





El embajador ha sido presentado por la directora General de Gabinete de Presidencia de Prensa Ibérica,  Irene Lanzaco.

Durante la jornada se han abordado las principales claves del proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, que pretende crear un nuevo espacio de colaboración económica siguiendo, simbólicamente, este antiguo camino comercial que durante siglos conectó el gigante asiático con el resto del mundo.

El acto está organizado por Prensa Ibérica, INFORMACIÓN y la Embajada de la República Popular China en España. 

Tras la intervención del embajador ha llegado el turno de una mesa redonda, en la que han tomado parte el vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Alicante (UA), Juan Llopis; el profesor de Derecho Internacional Privado de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, Alfonso Ortega; el presidente de la Red Internacional del Programa Unesco Ruta de la Seda, José María Chiquillo; y el presidente de Nexos-Alianza y vicepresidente del Instituto Seda España, Enrique Gaspar.

Finalizada esta mesa redonda, se ha abierto el turno de preguntas. La sesión se ha cerrado con un desayuno en las instalaciones de INFORMACIÓN.

El veto a Huawei

Antes de la mesa rendonda, el director de INFORMACIÓN, Tomás Mayoral, ha mantenido una entrevista con el embajador en el mismo escenario del auditorio, en el que uno de las cuestiones que han salido a la luz es el reciente veto impuesto por Estados Unidos a la empresa de telecomunicaciones china Huawei. En ests sentido, Lyu Fran ha sido muy claro y ha considerado que en esta situación el país estadounidense está practicando "bullying" contra la compañía tecnológica Huawei bajo el "pretexto" de la seguridad nacional. El embajador, ha considerado que EE UU usa "la fuerza del Estado para arremeter" contra una empresa privada y hacer "bullying".





Lyu fan ha incididio en que Huawei es una compañía que no recibe fondos del Estado ni militares" y que, son embargo, "lidera" en el mundo el desarrollo de la tecnologóia %G de telecomunicaciones.

Propuesta por el presidente chino, Xi Jinping, en el año 2013, la iniciativa La Franja y la Ruta, conocida también como la Nueva Ruta de la Seda, se ha extendido desde Asia a Europa, África, América y Oceanía, con un nuevo espacio para la economía mundial. El plan busca construir carreteras, vías férreas, puertos, plataformas logísticas y otras infraestructuras en diferentes países para resucitar simbólicamente la histórica Ruta de la Seda, todo ello con componentes comerciales, financieros, de seguridad y, al mismo tiempo, también culturales.

La iniciativa se articula, por un lado, en torno a la Franja Económica de la Ruta de la Seda, que conecta por tierra diversos corredores desde China hasta Europa, pero también hacia Asia Central o Indochina, con diferentes ciudades como nodos centrales del proyecto. Y, por otro lado, está la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI, que establece diversos puentes marítimos para enlazar todos los continentes y reforzar los intercambios entre los distintos países implicados para fomentar el comercio.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook