31 de mayo de 2019
31.05.2019

BBVA constata que el crecimiento se desplaza del Mediterráneo al centro

La desaceleración del consumo y el menor dinamismo en el turismo lastran a la periferia

31.05.2019 | 04:15
BBVA destaca el menor dinamismo este año del sector turístico.

El crecimiento económico español se está desplazando desde el Mediterráneo al centro del país. Así de claro se expresó ayer BBVA Research en su Observatorio Regional correspondiente al segundo trimestre de 2019, donde pone de manifiesto que Madrid, Navarra y Castilla-La Mancha liderarán el incremento del PIB este año, con subidas del 2,8%, el 2,6% y el 2,5% , respectivamente, mientras que la Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares se situarán por debajo del 2,2 % previsto para la media española. En el caso de la primera, se quedará en el 2%.

El servicio de estudios de la entidad financiera explica que este comportamiento obedece a dos factores fundamentales. Por un lado, «a la desaceleración del consumo privado y el menor dinamismo del sector turístico, que frenarán en mayor medida a las comunidades insulares y mediterráneas». Por el otro, «al mantenimiento de la inversión y la mejora de las exportaciones de bienes, que favorecerán el dinamismo de buena parte de las comunidades del norte y el valle del Ebro, además de Madrid y Castilla-La Mancha».

BBVA Research apunta, en relación al primer trimestre del año, que «los impulsos a la renta disponible de los hogares, con el aumento del salario mínimo interprofesional, de los salarios públicos y de las pensiones; un empleo que se muestra más vigoroso de lo anticipado hace unos meses, y una política fiscal y monetaria algo más laxas, están permiendo que el gasto de los hogares muestre, en el inicio de este año, una menor desaceleración que la anticipada hace unos meses, lo que mitiga, en parte, la desaceleración de la actividad del Levante», es decir la Comunitat Valenciana y Murcia.

La entidad augura, respecto al conjunto de España, que, «si se mantiene la tendencia en el segundo trimestre, podría suponer un sesgo al alza en las previsiones de 2019, teniendo en cuenta, además, el dinamismo del gasto público». Este mejor tono del consumo podría apoyar el turismo de residentes, «lo que beneficiaría sobre todo a los principales destinos tradicionales del turismo nacional, como Andalucía y la Comunitat Valenciana».

El informe se detiene específicamente en el sector exterior, cuya recuperación se muestra «algo más débil» en el comienzo del año por la desaceleración de la economía europea. Por su parte, el turismo «continúa» ralentizándose «y sigue restando crecimiento a las regiones mediterráneas e insulares», si bien desde finales de 2018 la afluencia de visitantes extranjeros muestra «un moderado avance», especialmente en Madrid y Andalucía, aunque Cataluña se va recuperando del bajón padecido desde el cuarto trimestre de 2017 con la declaración unilateral de independencia.

BBVA Research sitúa como el primer factor de incertidumbre interno las dudas sobre política económica por la «elevada fragmentación de los parlamentos», mientras que del exterior destaca las revisiones a la baja del crecimiento europeo y la tensión comercial entre Estados Unidos y China.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook