08 de mayo de 2019
08.05.2019

Un 70% de empresas familiares prevén más ventas e inversiones

El presidente del IEF reclama que se forme un nuevo Gobierno «rápido y estable» que abandone el cortoplacismo

07.05.2019 | 21:27
El presidente del IEF, Francisco Riberas, ayer.

Las empresas familiares empeoran en casi un punto su visión sobre la situación económica actual y solo un 19% prevé aumentar su plantilla, si bien un 71% tiene previsto aumentar su cifra de ventas y un 67 % contempla aumentar su inversión en España en el ejercicio actual. Así se desprende de un informe elaborado por el Instituto de la Empresa Familiar (IFEMA) y presentado ayer en el marco de la asamblea anual, que muestra una calificación de 5,64 puntos sobre la situación económica actual, por debajo de los 6,39 enteros que le otorgaban las empresas españolas el año pasado.

Un 55 % de las empresas familiares cree que el crecimiento a corto y medio plazo de la economía española será «frágil» y sin creación neta de empleo, frente al 2% del año pasado, mientras que un 45% contempla un aumento «moderado» de la actividad con una limitada creación neta de empleo (el año pasado era el 85%).

De esta forma, las empresas familiares descartan un aumento rápido de la economía con una intensa creación neta de empleo, a diferencia del año pasado, cuando lo pensaban un 13% de ellas.

Desaceleración

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Francisco J. Riberas, explicó a los periodistas que los últimos datos reflejan una «cierta desaceleración» que por ahora «no es grave», si bien advirtió de que los movimientos de los mercados financieros pueden estar anticipando un cambio de ciclo que, en todo caso, espera que no sea análogo al de la última crisis. Riberas indicó que la economía tiene ciclos y, tras varios años de crecimiento, es «muy posible» que entre en una etapa de menor crecimiento. «La encuesta refleja el sentir de todos, posiblemente con algo más de pesimismo por este panorama incierto», explicó.

A este respecto, incidió en la necesidad de que España haga «los deberes» respecto al endeudamiento público y el déficit público, precisamente cuando Bruselas ha augurado un déficit del 2,3% del PIB este año y del 2% el próximo, frente a las previsiones del 2% y el 1,1%, respectivamente, realizadas por el Gobierno. «Por prudencia es el momento para ajustar», remarcó. En cualquier caso, la encuesta del IEF muestra que un 71% de las compañías familiares prevé un aumento de la cifra de ventas, lo que supone un porcentaje similar al del año pasado (67%); frente a un 5% que augura una reducción y un 24% que espera unas ventas similares a las del año 2018.

Decisiones de Estado

En el mismo foro, Riberas reclamó que se forme un nuevo Gobierno «rápido y estable» que abandone el «cortoplacismo». En su opinión, a nadie le puede parecer mal pagar «algo más» de impuestos si con ello se crece más, aunque ve una «aberración» hablar solo de subidas de impuestos y no de cómo impulsar el crecimiento. Riberas rehusó entrar en «quinielas», pero incidió en la necesidad de que se forme un Gobierno «lo antes posible», y que de los comicios autonómicos salgan equipos de gobierno «sensatos» con un plan de desarrollo para formar un nuevo modelo como país. A su juicio, el nuevo Ejecutivo «no puede seguir adoptando medidas aisladas y cortoplacistas», sino que considera que es el momento de tomar «decisiones de Estado, de largo plazo y con altura de miras».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook