17 de marzo de 2019
17.03.2019

Conoce a algunas de las empresas alicantinas que invierten en I+D+i

En la Comunidad Valenciana el gasto en I+D en 2017 se situó en 1.080,46 millones de euros, un 4,1% más, sobre todo en proyectos tecnológicos

17.03.2019 | 04:15
La cifra de gasto en I+D ascendió en 2017 a los 14.052 millones

Aunque la inversión en I+D ganó peso en la economía española por primera vez en siete años, según los datos de 2017 del INE, solo crece una centésima en proporción al PIB y sigue muy alejada de la media europea.

La cifra de gasto en I+D ascendió en 2017 a los 14.052 millones, un 6% más que en el ejercicio precedente. De este, un 54,9% se correspondió con la inversión de las empresas; un 27,1% con la enseñanza superior y un 17,8% con la administración pública. El 0,2% restante lo gastaron las instituciones privadas sin fines de lucro. Según los expertos, el reparto dista de ser el ideal porque el sector privado debería copar unos dos tercios de esta inversión.

España acumula todavía un retraso muy importante respecto a la Unión Europea. Es junto con Finlandia y Portugal el único país que no ha recuperado los niveles anteriores a la crisis.

Mientras que España suma un 5,8% de caída, en Europa esta partida ha aumentado ya un 22%. Además, España gasta un 42% menos que la media de la UE sobre PIB. Si en España se invierte un 1,20% del PIB, en la UE la media se sitúa en el 2,07%. En 2008, momento en el que más se acercó a la media europea, la brecha solo era de 28 puntos porcentuales y no de 42 como en la actualidad.

Concretamente, los datos aportados por el INE señalan que en la Comunidad Valenciana el gasto en I+D en 2017 se situó en 1.080,46 millones de euros, un 4,1% más, pero por debajo del incremento del 6% registrado en el conjunto de España. Cifra que supuso el 0,99% del PIB regional frente al 1,20% de media nacional. Actividades que emplean a un total de 19.127 trabajadores empleados en jornada completa, un 2,1% más que un año antes.

Más de 1.700 firmas aplican o han desarrollado proyectos tecnológicos (sube el 2,1% con relación al ejercicio anterior y representa un 11,4% del total del conjunto estatal). Ejemplo de ello son las empresas de Alicante que a continuación mostramos, quienes apuestan por una inversión que mejore la calidad de sus productos y la investigación.

INESCOP impulsa la I+D en las pymes de calzado de la Comunidad Valenciana

Técnica de termografía para evaluar el estrés térmico. / INESCOP

INESCOP presenta a IVACE 10 actuaciones, a desarrollar este año, que evidencian su compromiso con la investigación y el desarrollo sobre digitalización, sostenibilidad y materiales avanzados, con el fin de impulsar la innovación en las empresas de calzado de la Comunidad Valenciana; un compromiso que pone de manifiesto la gran labor de este centro tecnológico por transferir sus conocimientos y convertirlos en oportunidad para las empresas, especialmente las de calzado, en este proceso de transformación hacia una industria digital y sostenible.

La Comunidad Valenciana es la primera región española productora y exportadora de calzado y sus empresas, en la mayoría pymes, se encuentran en competencia directa con empresas de países como Francia, Alemania o Italia. De ahí la importancia de que las pymes innoven con el apoyo tecnológico de centros como INESCOP, que a través de sus diferentes líneas de I+D contribuyen al fortalecimiento del sector, así como al cumplimiento de la legislación vigente y las políticas europeas de desarrollo industrial y sostenibilidad.

En este sentido, y para ayudar a mejorar la competitividad de las empresas de la Comunidad Valenciana, INESCOP con el apoyo de IVACE, a través del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana para el periodo 2014-2020, impulsa tres líneas de investigación relacionadas con el desarrollo de materiales avanzados, la implementación de tecnologías innovadoras y los procesos productivos avanzados, todo ello para contribuir a una industria del calzado competitiva y sostenible.

El campo de los materiales es tan amplio como posibilidades tiene de innovar. En esta línea, INESCOP lleva adelante diferentes proyectos con el fin de adaptar las propiedades del calzado a las necesidades y seguridad del usuario, así como a su relación con el entorno.

En este sentido, INESCOP investiga materiales que ayuden a reducir el estrés térmico en calzado y evitar esa sensación de malestar provocada por un exceso de frío o de calor en los pies. Para ello se diseñarán y fabricarán prototipos de calzado para diferentes condiciones climáticas y se perfeccionará un procedimiento para la evaluación del confort térmico incluyendo además de la caracterización física de los materiales y del calzado acabado, la interacción con el usuario en un entorno relevante, incluyendo tecnologías innovadoras como la técnica de termografía infrarroja y el pie térmico.

Siguiendo la línea que marcan las políticas medioambientales de la UE en economía circular que fomentan la revalorización de residuos generados, y dado que el sector calzado genera toneladas de residuos que acaban en los vertederos, INESCOP ha desarrollado una metodología para obtener colágeno hidrolizado que puede ser utilizado como recurtiente en el proceso de curtición de nuevas pieles, aplicando así los principios de la economía circular en el sector curtidos.

Asimismo, el uso de adhesivos es imprescindible en determinados sectores industriales, sin embargo las materias primas empleadas en sus formulaciones provienen de recursos fósiles no renovables. Siguiendo la línea de sostenibilidad, INESCOP y AIMPLAS (centro tecnológico del plástico) investigan un adhesivo a partir de fuentes renovables válido para sectores como calzado, construcción y transporte.

Si hablamos de componentes, el tacón sea quizá uno de los más conflictivos por el reto funcional que implica, pues el pie calzado con tacón modifica la manera de caminar ya que, la marcha desde el punto de vista funcional se ajusta para conservar el equilibrio corporal y maximizar la estabilidad de la pisada.

Por ello, se van a analizar los cambios posicionales del pie según las distintas alturas de quiebre (curvatura del pie con respecto del suelo según la altura del tacón) y en base al conocimiento morfológico, se transferirán recomendaciones para una fabricación de tacón con un quiebre óptimo, contribuyendo de esta forma a mejorar el confort y funcionalidad de este tipo de calzado.

Pero no solo la funcionalidad es objeto de estudio para este centro tecnológico, también la seguridad del usuario de calzado. Y es que, la presencia de sustancias químicas en los procesos de fabricación y/o tratamientos a los que se somete los materiales de calzado, pueden suponer un riesgo para el consumidor.

Es el caso por ejemplo del formaldehído, considerado un sensibilizante y alérgeno por contacto, que puede encontrarse en cuero y textiles. Por ello, INESCOP trabaja en adaptar la metodología para determinar la migración de formaldehído tras un contacto directo y prolongado con materiales de cuero durante el uso de calzado.

Tecnologías sostenibles

La rapidez con que evolucionan los materiales obliga a adaptar las tecnologías. De hecho, el creciente uso de materiales poliméricos ha obligado a INESCOP a investigar tecnologías que aseguren un buen pegado, sobre todo del corte al piso de calzado, como es el caso del tratamiento con plasma. Con esta tecnología no solo se prevé mejorar el pegado y ser sostenible, sino también cumplir con los requisitos de resistencia, mojabilidad, durabilidad, etcétera.

Asimismo, y tras la exitosa puesta en marcha y validación de equipos de medida de biodegradación y compostaje de cuero, INESCOP trabaja en la puesta a punto y disponibilidad de los mismos, con el fin de poder predecir la degradabilidad de los cueros en base a su curtientes, lo que permitirá que la industria sepa de antemano el nivel de sostenibilidad de las pieles que producen.

Fabricación avanzada de calzado

Robots que aplican tratamiento superficial mediante plasma a la suela para mejorar su adhesión, sensores que permiten mejorar la gestión y productividad de la empresa y materiales digitales accesibles desde cualquier punto del mundo.

El área de fabricación avanzada de INESCOP, siempre un paso por delante de la industria, trabaja en la constante mejora de los procesos productivos con el fin de reducir costes, adaptar los entornos de trabajo para hacerlos más amigables para el operario y, además, aumentar la competitividad de las empresas.

En este sentido, INESCOP investiga la aplicación robotizada de plasma atmosférico en línea de producción, sustituyendo los actuales tratamientos superficiales: lijado, cardado, halogenado, aplicación de disolventes, garantizando un tratamiento estable, repetitivo en calidad y superficie, que mejora el entorno del trabajador y resulte medioambientalmente sostenible por la eliminación de residuos tóxicos.

Por otro lado, y gracias a la tecnología emergente IoT (internet de las cosas), es posible obtener la trazabilidad del producto fabricado. Así, desde INESCOP se trabaja en la inclusión de elementos no invasivos en las hormas de calzado con el fin de poder obtener información, en tiempo real, del proceso de fabricación.

Por último, la posibilidad de intercambiar materiales digitales, independientemente del lugar de trabajo en el que te encuentres, será una realidad gracias al prototipo de plataforma web que se está desarrollando en INESCOP y a través de la cual se podrá acceder, intercambiar y visualizar materiales, en tiempo real, desde cualquier parte del mundo.

Gracias a esta tecnología se agilizarán los procesos de diseño y la toma de decisiones, además de que posibilitará la elaboración de catálogos virtuales, contribuyendo todo ello a una reducción de costes, a una reducción de recursos generados y, por tanto, a mejorar la sostenibilidad del proceso.

La UA, pionera en la recuperación de talentos científicos

Una investigadora de la Universidad de Alicante. / UA

En lo que va de año, la Universidad de Alicante ha recuperado a seis investigadores de alto nivel que iniciaron sus carreras científicas en la institución y que se habían desplazado para trabajar en centros y universidades nacionales y extranjeras.

Próximamente, antes de mayo, se instalarán otros dos investigadores, que completarán el total de beneficiarios del Programa para el Apoyo a Personas Investigadoras con Talento-Plan GenT, puesto en marcha por la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte.

Por su parte, el Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de Conocimiento fue en 2016 pionero en la implantación de un programa de retención y captación de talento investigador para científicos de la Universidad de Alicante. Hasta otros ocho investigadores, cuando se resuelva la convocatoria de este 2019, se habrán beneficiado de este programa propio.

Además, la Universidad de Alicante ha conseguido tres becas Beatriz Galindo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, un resultado óptimo según el rango de la institución. En total, 19 de investigadores han conseguido recientemente mantener sus proyectos científicos gracias a medidas en las que participa la Universidad de Alicante.

En la modalidad de investigadores de excelencia del Programa GenT, Mª Reyes Calvo, Fernando Tomás Maestre y Javier Fernández lograron las máximas puntuaciones para establecerse en la Universidad de Alicante. En concreto, la ayuda fijada en el Plan GenT es de cuatro años, prorrogables a otros dos, con una subvención de 70.000 euros anuales y 50.000 euros más para el desarrollo de proyectos.

Tal y como señalan desde el Vicerrectorado de la Investigación y Transferencia de Conocimiento de la UA, «con trayectorias de primer nivel internacional, estos tops de la investigación trabajarán en ámbitos de gran proyección para la universidad. Además, en el caso de los investigadores Maestre y Fernández regresan con proyectos de excelencia ERC (European Research Council), los más reconocidos, competitivos y de mayor financiación de la Unión Europea. Se trata de un gran logro para la institución ya que son los primeros ERC que se desarrollarán y gestionarán desde la Universidad de Alicante».

La UA ha recuperado a seis investigadores de alto nivel / UA

En concreto, la investigadora Mª Reyes Calvo se incorporará de nuevo al Departamento de Física Aplicada con su trabajo sobre materiales avanzados para dispositivos de computación cuántica; Fernando Tomás Maestre, que regresa al Departamento de Ecología, es un referente mundial en ecología de las zonas áridas y su respuesta al cambio climático, y, finalmente, Javier Fernández, que vuelve al Instituto Universitario de Arqueología y Patrimonio Histórico de la UA, es experto en las interacciones entre el hombre y el medio ambiente y la demografía prehistórica.

En la modalidad dedicada a doctores con experiencia internacional, los expertos Carlos Sabater y Pablo de Vera se incorporan a los Departamentos de Física Aplicada y Química Inorgánica, respectivamente, del mismo modo que el Departamento de Química Inorgánica incorpora a Miriam Navlani. En este caso, el programa de talento establece un contrato de cuatro años de un máximo de 55.000 € anuales. Adicionalmente, el investigador tiene una ayuda de 25.000 € adscrita a financiar varios conceptos de gastos del grupo de investigación para proyectos.

Por último, en la modalidad de formación de doctores en empresas valencianas, la UA suma a dos jóvenes investigadores para las áreas de Ingeniería Química y Química Analítica. Realizarán el doctorado industrial con una subvención de 22.000 euros anuales más 2.400 en gastos de estancias en el extranjero y 1.500 en matrícula a programas de doctorado.

Desde el Vicerrectorado de la Investigación y Transferencia de Conocimiento de la UA insisten en que «fuimos pioneros en apostar por la captación y la recuperación de talento científico y eso nos ha posicionado muy bien para conocer y conseguir ayudas cuando otras instituciones emprendían iniciativas similares y para seguir cuidando de nuestros investigadores. Todas las investigaciones, desde los ERC a cualquier proyecto que consigamos ayudar, suponen una importante aportación a la investigación, una de las labores fundamentales de la universidad».

Lokímica, líder en I+D+i dentro del sector de la sanidad ambiental

Técnicos de Lokímica realizan una demostración de sus drones al entomólogo del Ministerio de Salud de Brasil y de la PAHO. / Lokímica

Para llegar a ser referentes en el cuidado de la salud pública y en el ámbito del control de plagas, hay todo un equipo de profesionales que trabajan a diario para la implementación de nuevas técnicas siempre desde el máximo respeto por el medioambiente. En el equipo de profesionales de Lokímica encontramos biólogos, ambientólogos, entomólogos e ingenieros, entre otras disciplinas.

- Helicópteros, drones y vehículos eléctricos para el control de plagas

Lokímica ha sido pionera en el uso de los equipos más eficaces, helicópteros para el control de plagas en grandes extensiones, vehículos eléctricos respetuosos con el medioambiente, o drones con cámaras térmicas multiespectrales para la detección de focos de difícil acceso. Por todo ello, la compañía ha afianzado y profesionalizado un sector que resulta de vital importancia para el bienestar de la ciudadanía.

- Actuaciones de control y prevención de legionelosis

Lokímica dispone, además, de los medios más sofisticados para la obtención y seguimiento del control y prevención de legionelosis. Estos medios facilitan la decisión sobre la necesidad y la eficacia en la implementación de acciones correctoras más apropiadas en función de las características de cada instalación.

- Proyecto europeo

Inmersa en un proyecto europeo de investigación para minimizar los efectos adversos del cambio climático en las ciudades en fase de crecimiento. En la actualidad, como elemento novedoso en el área de investigación y desarrollo de la empresa de cara a 2019, Lokímica participa en una propuesta pionera de un proyecto europeo de innovación que se centrará en la búsqueda de nuevas herramientas favorecedoras de la salud urbana ante el creciente impacto del cambio climático en las ciudades.

En este proyecto participa un consorcio de instituciones internacionales, en el que principalmente encontramos universidades, centros de investigación, empresas tecnológicas y ayuntamientos de hasta seis países diferentes, con el objetivo de estudiar los efectos del cambio climático a corto y medio plazo en ciudades que se encuentran en plena fase de crecimiento urbanístico y demográfico, para minimizar así los posibles efectos adversos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook