04 de febrero de 2019
04.02.2019
ÚLTIMA HORA
Pedro Espadero y Sergio Gómez repiten como artistas de las Hogueras Oficiales de 2020

El paro registra su peor enero en la provincia de Alicante desde 2013

El número de inscritos en las oficinas de Labora aumenta en 3.675 personas y la Seguridad Social pierde 10.627 cotizantes, tras la mejora que supuso las contrataciones de Navidad

04.02.2019 | 10:01

El mes de enero siempre suele arrojar malos datos en las cifras del paro. La finalización de los contratos para atender el aumento de la demanda que se registra en el comercio, la hostelería o la logística durante la Navidad provoca que al empezar el año las cifras de desempleo se incrementen y que bajen las afiliaciones a la Seguridad Social. Pero este año los datos han sido especialmente malos, según la información publicada este lunes por el Ministerio de Trabajo.

Así, durante el pasado mes el número de desocupados incritos en las oficinas del servicio autonómico de empleo -Labora- se incrementó en 3.675 personas en la provincia, lo que supone el aumento más elevado desde el que se registró en 2013, cuando fueron 3.928. El total de desempleados se sitúa así en 154.391.

Del mismo modo, las cifras de la Seguridad Social arrojan una pérdida de 10.627 cotizantes, lo que también es su mayor caída, en este caso, desde la que se anotó en 2012, cuando se perdieron 10.650 empleos.

De esta forma, todo apunta a que el mercado laboral continúa con la desaceleración que ya se percibió a lo largo de 2018, que cerró con el menor descenso del paro de los últimos seis años.

Por sectores

Por fortuna, no todo es negativo. Así, la estadística por sectores señala que la industria y la construcción lograron reducir su número de parados durante el pasado mes, con una caída de 322 y 296 trabajadores, respectivamente. Sin embargo, estos descensos no fueron capaces de compensar el aumento de la desocupación en la agricultura (+549 parados), con la finalización de campañas como la de la uva de mesa; y, sobre todo, en los servicios, que contabilizaron 3.867 parados más, una vez que la mayoría de empresas que suelen reforzar sus plantilla de cara a la Navidad pusieron fin a estas ocupaciones temporales.

En cuanto a la contratación, durante enero se formalizaron 51.310 contratos en la provincia, un 4,05% más que en el mismo periodo del año anterior, pero sólo 6.267 fueron indefinidos, apenas el 12,21% del total. Eso sí, este porcentaje, aunque muy bajo, son casi tres puntos más que la media naciona.

En cuanto a la protección social, al cierre de diciembre -estos datos siempre van con un mes de retraso-, hasta 76.535 alicantinos cobraban algún tipo de ayuda del Sepe. De ellos, 33.988 cobraban la prestación contributiva, otros 34.204 recibían el subsidio, 8.303 la renta activa de inserción y 40 el Programa de Activación de Empleo.

A nivel autonómico, el paro registrado en la Comunidad Valenciana en el mes de enero ha subido en 9.369 personas, un 2,57 % más que al finalizar el mes de diciembre, hasta situarse en 373.500 personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook