29 de enero de 2019
29.01.2019
EPA

La tasa de paro cae hasta el 14,45% en 2018, su nivel más bajo en los últimos 10 años

La caída es la menor en cuatro años, pero la creación de empleo es la mayor de los últimos doce

29.01.2019 | 09:04

El paro bajó en 462.400 personas en 2018, lo que supone un 12,3% menos que en 2017, registrando su sexto descenso anual consecutivo. No obstante, este retroceso es inferior a los experimentados en los cuatro años anteriores, aunque superior al de 2013, cuando el desempleo bajó en 85.400 personas.

La tasa de paro se situó al finalizar 2018 en el 14,45%, porcentaje 2,1 puntos inferior al de 2017 y su nivel más bajo en diez años, ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, el empleo creció en 2018 en 566.200 personas, casi un 3% respecto a 2017, logrando su quinto aumento anual consecutivo y el mayor desde 2006, cuando se generaron en España 686.200 puestos de trabajo.

De esta forma, 2018 cerró con 19.564.600 ocupados y con 3.304.300 parados. En ambos casos, se vuelve así a los niveles de paro y ocupación que se registraban hace diez años.

A estas cifras se llegó después de que en el cuarto trimestre de 2018 el paro bajara en 21.700 personas (-0,6%) y la ocupación aumentara en 36.600 personas (+0,2%), su primer repunte en este trimestre desde 2015. Todos los empleos creados entre octubre y diciembre correspondieron al sector público (+43.400), ya que el sector privado destruyó 6.900 empleos (-0,04%).

Con el descenso del paro logrado en 2018, se encadenan seis años consecutivos de bajadas después de seis años de incrementos. En 2015, el paro registró la mayor caída de la serie histórica, con 678.200 desempleados menos.

España crea empleo por quinto año consecutivo


En 2018, España creó empleo por quinto año consecutivo tras seis años destruyéndolo. Así, el año pasado se generaron 566.200 puestos de trabajo, con un ritmo de crecimiento anual del 2,98%, superior al de un año antes (2,6%).

La mayor parte de los empleos creados el ejercicio pasado se concentraron en el sector privado, con 430.000 nuevos puestos de trabajo (+2,7%), frente a 136.200 empleos creados en el sector público (+4,4%). De este modo, 2018 cerró con 16,35 millones de ocupados en el sector privado y 3.211.000 trabajadores en el sector público, su mayor cifra en siete años.

Siete de cada diez empleos que se crearon en 2018 los ocuparon españoles, con 404.800 nuevos puestos de trabajo (+2,4%), frente a 161.400 nuevos empleos para extranjeros (+7,6%).

Aumenta la actividad


Por su parte, el número de activos aumentó en 103.800 personas en 2018, un 0,4% respecto a 2017, con lo que la población activa en España quedó constituida por 22.868.800 personas, de las que 19,56 millones estaban ocupadas y 3,3 millones en paro.

En el último trimestre del año pasado, el volumen de activos aumentó en 14.900 personas (+0,07%), situándose la tasa de actividad en el 58,6%, dos décimas menos que en 2017.

Baja más el paro masculino


Durante el pasado año, el desempleo bajó en ambos sexos, aunque el recorte del paro masculino fue superior al femenino. En concreto, el desempleo femenino retrocedió en 215.900 personas (-11,09%), mientras que el masculino descendió en 246.500 personas (-13,5%). Con estos datos, la tasa de paro masculina se situó en el 12,87% y la femenina en el 16,26%. Ambas tasas son más de dos puntos inferiores a las existentes en 2017.

Desagregando los datos por nacionalidades, el paro de los españoles descendió en 2018 en 406.600 personas (-13%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo bajaron en 55.700 personas (-8,5%). La tasa de paro de los españoles se situó así en el 13,5%, dos puntos menos que a cierre de 2017, mientras que la de los extranjeros bajó casi 2,8 puntos, hasta el 20,7%.

Al igual que ocurre con el paro, la creación de empleo registrada en 2018 afectó más a los hombres. Así, mientras que las mujeres ganaron 252.300 puestos de trabajo el año pasado (+2,9%), los varones se hicieron con 313.900 empleos, con un aumento porcentual del 3%.

En el caso de la actividad, al finalizar 2018 había 36.400 mujeres más que en 2017 en disposición de trabajar (+0,3%), situándose la tasa de actividad femenina en el 53,08%, dos décimas décima por debajo de la del año anterior. Entre los hombres, la actividad subió en 67.400 personas durante el pasado ejercicio, un 0,5%, hasta situarse su tasa en el 64,4%, una décima menos que a cierre de 2017.

Solo la industria destruye empleo


Por sectores, el desempleo bajó en todos ellos durante 2018. Donde más se redujo el paro en valores absolutos fue en el colectivo de parados de larga duración (más de un año en desempleo), con 281.100 parados menos que en 2017 (-17,4%), seguido del colectivo de los que buscan su primer empleo, con 69.300 parados menos (-17,3%).

A continuación se situaron los servicios, con 64.100 desempleados menos (-5,2%); la agricultura, que perdió 25.900 desempleados (-13%); la construcción, con 19.200 parados menos (-12,9%), y la industria, que registró 2.900 desempleados menos (-1,6%).

La creación de empleo en 2018 afectó a todos los sectores menos a la industria, que destruyó 3.000 puestos de trabajo (-0,1%). El mayor aumento se lo anotaron los servicios, que ganaron 428.100 empleos el año pasado (+3%), mientras que la construcción creó 136.300 ocupaciones (+11,9%) y la agricultura generó 4.900 puestos de trabajo (+0,6%).

Dos tercios de los nuevos empleos fueron fijos


En 2018, el número de asalariados se incrementó en 531.000 personas (+3,3%), de los que 363.700 tenían contrato fijo y 167.300 contrato temporal. Éstos últimos crecieron un 3,9% respecto a 2017, por encima de lo que lo hicieron los asalariados indefinidos (+3,1%).

No obstante, en el último trimestre del año pasado, los asalariados fijos aumentaron en 108.500, un 0,9% respecto al trimestre anterior, en tanto que los temporales descendieron en 88.500 (-1,9%), situándose la tasa de temporalidad en el 26,86%, una décima menos que en 2017.

La mayor parte del empleo creado el pasado año fue a tiempo completo (+476.800), un 2,9% más, frente a la creación de 89.400 empleos a tiempo parcial (+3,2%). Por su parte, los trabajadores por cuenta propia se incrementaron el pasado año en 34.700 personas (+1,1%), lo que situó el número total de autónomos en 3.104.500 personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook