16 de enero de 2019
16.01.2019

Labora lanza 4,6 millones en ayudas a entidades locales para formación a colectivos vulnerables

El objetivo es mejorar la empleabilidad de parados con dificultades de inserción social de la Comunidad

16.01.2019 | 10:49

El programa incluye formación y prácticas profesionales con contrato por las entidades beneficiarios

El Servicio Valenciano de Empleo y Formación, Labora, ha convocado subvenciones con un importe de 4,6 millones de euros destinadas a entidades locales para la realización del programa de empleo y formación "Et Formem" en el ejercicio del año 2019, con el fin de mejorar la empleabilidad de las personas desempleadas pertenecientes a colectivos con dificultades de inserción laboral o vulnerables.

Las "Escuelas de Empleo Et Formem" (programas mixtos de empleo y formación) tienen como objetivo fomentar la formación y el empleo entre las personas con especiales dificultades de inserción laboral o pertenecientes a colectivos vulnerables. En este caso, pueden solicitar las subvenciones entidades locales, mancomunidades y pactos territoriales, según fuentes de Labora. De las acciones formativas podrán beneficiarse alrededor de 400 personas.

Para poder acceder a las Escuelas Taller se tendrá en cuenta, especialmente, a los colectivos más vulnerables, como las personas en situación o riesgo de pobreza, exclusión social o privación material severa, mujeres, en especial las víctimas de violencia de género, personas que encabezan familias monoparentales, con diversidad funcional, que sufren discriminación en el acceso al empleo por alguna situación personal y mayores de 45 años con baja cualificación.

Puntuación para barrios preferente


Aunque el programa no es de manera exclusiva para los barrios de acción preferente, sí que tendrán una puntuación especial, así como los municipios que soporten tasas elevadas de paro y un índice de pobreza superior a la media.
Cabe recordar que los barrios preferente están regulados en un decreto de 1988 y son Las 1000 viviendas, de Alicante, La Tafalera, de Elda, Los Palmerales, de Elche.

El secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, ha recordado que el nuevo Servicio Valenciano de Empleo ha recuperado esta iniciativa que se reedita por segundo año consecutivo y, debido al éxito de su primera convocatoria, se ha ampliado de 4 a 6 meses la primera etapa.

Nomdedéu ha declarado sentirse "especialmente satisfecho con la recuperación de este programa". "Se trataba de una reivindicación histórica a la que por fin hemos dado cobertura", ha añadido.

El programa "Et Formem", que se llevará a cabo a través de las entidades locales, consiste en la realización de obras o servicios de interés general que dan la oportunidad al alumnado de desarrollar un trabajo efectivo mediante el contrato para la formación y el aprendizaje, a la vez que recibe un salario. Los proyectos de este programa formativo están cofinanciados por el Fondo Social Europeo en el marco del Programa Operativo Comunitat Valenciana 2014-2020.

"Estas acciones formativas tienen como objetivo que las personas desempleadas puedan desarrollar sus capacidades y adquirir nuevas habilidades para aumentar sus posibilidades de encontrar empleo", ha explicado Enric Nomdedéu.

Los proyectos 'Et Formem' se estructuran en dos etapas en las que el alumnado recibirá formación en alternancia con el trabajo y la práctica profesional. La formación está dirigida al aprendizaje, la cualificación y adquisición de experiencia profesional, para la obtención de los certificados de profesionalidad, que acreditan lo aprendido.

A todas las personas que superen el curso se les expedirá un certificado de profesionalidad. Asimismo, se prestará especial atención al alumnado que necesitase un mayor grado de formación-inserción y, durante el programa, se podrá preparar a los alumnos y alumnas que no tengan el certificado de Educación Secundaria Obligatoria para poder obtenerlo. Además, todo el alumnado recibirá formación complementaria en "alfabetización informática".

El alumno-trabajador será contratado por las entidades beneficiarias utilizando el contrato para la formación y el aprendizaje. Las personas desempleadas recibirán una retribución equivalente al salario mínimo interprofesional en las dos etapas, tanto en la de formación como en la de prácticas.

Nomdedéu ha explicado que este aspecto es "fundamental para que las personas desempleadas, que pertenecen en muchas ocasiones a colectivos vulnerables, no abandonen el programa". "Desde el primer día son contratadas y reciben una asignación mientras se les ofrece formación que les proporciona más herramientas para poder ser contratadas en el futuro", ha añadido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook