04 de diciembre de 2018
04.12.2018

Puig intenta amortiguar el impacto del Brexit asegurando asistencia sanitaria a los británicos

Puig traslada al embajador de Reino Unido que sus ciudadanos no deben temer por los servicios públicos fundamentales

03.12.2018 | 23:39
Ximo Puig con el embajador británico, Simon Manley.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, garantizó ayer al embajador de Reino Unido en España, Simon Manley, que sus ciudadanos no deben temer «ningún tipo de desatención», sobre todo, en cuanto a los servicios públicos fundamentales, como la sanidad, con relación al Brexit. Puig recibió ayer en audiencia a Manley, en una reunión a la que también asistieron el delegado del Consell para la Unión Europea, Joan Calabuig; la cónsul para Madrid y alrededores, Sarah-Jane Morris; y el cónsul honorario en València, Martin Hayes. En sus declaraciones, tras el encuentro, Puig instó a los británicos residentes en la Comunidad a «no temer ningún tipo de desatención», sobre todo en cuanto a los servicios públicos fundamentales, como la sanidad. Y añadió que, desde el Consell, se sienten «concernidos» por el futuro de los británicos tras la salida del Reino Unido de la UE, informa Europa Press.

El jefe del Consell reiteró que «siempre dijimos que sentíamos esa decisión, pero que, al mismo tiempo, sabíamos que teníamos que compartir un futuro común, de alguna manera». Además, añadió que la Comunidad tiene «un afecto especial» con el Reino Unido. No hay que olvidar la importancia del mercado británico para el turismo provincial y que es cliente preferencial para otros sectores, como el de la promoción inmobiliaria, ya que son el primer mercado entre los compradores extranjeros de viviendas. El embajador británico, por su parte, se refirió a los 90.000 británicos que han elegido la autonomía como lugar de residencia, mientras que Puig subrayó que «un tercio de los británicos que viven en España lo hace en la Comunidad». El jefe del Consell expresó su esperanza de que el Parlamento británico autorice el marco de decisión aprobado con la UE. «Nos parece un buen acuerdo, que va a permitir en los próximos dos años, o con una prórroga hasta 2023, que finalmente haya un acuerdo de libre comercio que creemos que va a ser positivo», dijo.

Efectos

Asimismo, apuntó que la economía autonómica ha sufrido «de manera bastante importante» con el proceso del Brexit, pero en algunos sectores la relación comercial continúa «con absoluto vigor», en actividades como la hortofrutícola, el calzado o la cerámica. Además, señaló como «fundamentales» las relaciones comerciales con el país británico. Manley también subrayó la «relación estrecha» entre Reino Unido y la Comunidad y dijo que, en 2017, este país fue el segundo inversor para la economía valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook