29 de noviembre de 2018
29.11.2018

Los fundadores de Goldcar se adjudican la sede de Bankia en Alicante

La operación se ha firmado este jueves por un precio de alrededor de seis millones de euros

29.11.2018 | 22:10
La sede de Bankia en la Explanada

Los pronósticos se han cumplido y, finalmente, los fundadores de Goldcar, los hermanos Juan y Pedro Alcaraz, han logrado hacerse con la propiedad de la sede de Bankia en Alicante, en el proceso de subasta que había abierto la entidad. Según ha podido confirmar este diario, la escritura de traspaso se ha cerrado este mismo jueves por una cantidad que rondaría los seis millones de euros.

El inmueble en cuestión es un edificio histórico con doble fachada a la Explanada y la calle San Fernando que ha despertado un notable interés entre los inversores ya que ofrece numerosas posibilidades por su ubicación: desde su mantenimiento como oficinas hasta su posible transformación en un hotel. Unas opciones que ahora deberán estudiar sus nuevos dueños que, tal y como avanzó este diario, aún no tendrían decidido el destino.

Primera gran operación inmobiliaria en la provincia

En este sentido, se trata de la primera gran operación inmobiliaria en la capital de la provincia de los Alcaraz, que, desde su salida del accionariado de Goldcar, se han centrado en las inversiones inmobiliarias para gestionar el enorme patrimonio familiar acumulado.

Así, han protagonizado inversiones destacadas, como la compra de la antigua sede de Caja España en plena milla de oro madrileña, en el barrio de Salamanca; han entrado como accionistas en el centro comercial ABC Serrano o poseen el 10% de la Socimi Trajano.

En este caso, la compra se ha ejecutado a través de Aligrupo Real State, una de las sociedades dependientes de Alcor, el holding a través del que gestionan el patrimonio familiar.

La venta de la sede de Bankia, que en su día albergó también la dirección territorial de Bancaja, se inscribe dentro del proceso que está llevando a cabo la entidad presidida por Jose Ignacio Goirigolzarri para desprenderse de aquellos activos que no considera estratégicos y a los que puede sacar una buena rentabilidad con su puesta en el mercado. Así, también ha optado por colocar las oficinas que tenía en la Plaza de Cataluña de Barcelona o en la calle Alcalá de Madrid.

En el caso de Alicante se da la circunstancia, además, de que la dirección efectiva de la territorial se ha desplazado a Murcia tras la fusión de Bankia con BMN y que la entidad tiene otras posibilidades para reubicar los departamentos que ahora mismo aún siguen en el edificio vendido.

Un traslado de personal que no tardará ya que el pliego de condiciones incluía que Bankia desalojará por completo el inmueble en el plazo de seis meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook