29 de noviembre de 2018
29.11.2018

La Comunidad Valenciana crecerá este año tres décimas más que la media

El Centro de Predicción Económica estima que el PIB de la autonomía avanzará un 2,9% en 2018 y un 2,6% el próximo ejercicio

29.11.2018 | 14:14

La Comunidad Valenciana cerrará este año con un crecimiento del 2,9%, tres décimas por encima de la media nacional y nueve décimas más del incremento previsto por la eurozona, gracias a la buena marcha de las exportaciones y a la mejora de la competitividad. Así lo han destacado los expertos del Centro de Predicción Económica (Ceprede) -un instituto de estudios vinculado a la Universidad Autónoma de Madrid- que este jueves ha celebrado su junta semestral en Alicante.

En la misma línea, de cara al próximo año los analistas esperan una cierta desaceleración de la economía valenciana, hasta el 2,6%, en consonancia con el menor impulso que registrará también el conjunto del país, que crecerá un 2,3%.

En el caso de la Comunidad, destaca positivamente la dinámica exportadora de la autonomía. Así, para 2018 se estima un avance del 9,4% a nivel interanual, siendo un 5,4% superior respecto al nivel de España. Además, se estima un descenso de la tasa de paro registral (ahora en 11,6%, siendo 15,3% en términos de EPA) del -1,5%. El número de hipotecas concedidas, que aumenta un 5,3% interanual, o el de matriculaciones (+0,8%) contribuyen al crecimiento de la región. Los precios (IPC) se sitúan en torno al 2%. El I.P.I de la región también se muestra positivo (+0,3%) en el año en curso.

Por otra parte, el grado de competitividad de la Comunidad se posiciona en los 93,2 puntos en 2018 (siendo 100 la referencia del promedio nacional). Este valor, obtenido por el indicador ISCRE de Ceprede (elaborado por el área Regional), sitúa a Comunidad Valenciana entre las comunidades con mejor puntuación, además ha mejorado casi cinco puntos desde 2008. Además, su esfuerzo relativo es de casi cinco puntos en la última década (se situaba en los 88,3 puntos en 2008).


Situación nacional

Por lo que respecta a la situación nacional, el Ceprede prevé una mayor contención de la demanda interna, que se vería parcialmente compensadas con una mayor aportación relativa del sector exterior, evitando una desaceleración más acusada.

En cualquier caso, los análisis constatan un empeoramiento de la salud económica española, que se traduce en una caída de dos puntos en el indicados Cipe que elabora este organismo, hasta los 109,8 puntos.

Por lo que respecta a la creación de empleo, y teniendo en cuenta los últimos datos elaborados por Ceprede, se prevé que durante el año 2018 se generen en torno a 481.000 empleos nuevos y 415.000 en 2018, acumulando casi 900.000 puestos de trabajo en dos años. En este sentido, se estima que el año 2018 finalice con una tasa de paro del 15,3%. En 2019 esta tasa se situará por debajo del 14% tanto en el conjunto del año (13,9%) como a partir del segundo trimestre (13,6%), manteniéndose en cifras inferiores tanto en el tercer trimestre (13,1%) como en el cuarto (13,6%).

Indicador de stress

El Ceprede ha presentado en la 75ª Junta Semestral de Predicción Económica su Indicador de Stress Económico (ISE), cuyo objetivo es anticipar situaciones preocupantes en la economía española que pueden acabar en una recesión. Actualmente, el indicador se sitúa en 30 puntos, siendo 60 la referencia que alertaría de un alto riesgo de recesión. Sin embargo, se presenta una tendencia al alza, cada vez más cerca de esta zona de alerta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook