26 de noviembre de 2018
26.11.2018

Ximo Puig admite menos exportación y turismo tras el Brexit pero prevé un "reequilibrio"

El president, quien se ha entrevistado con dirigentes de la patronal, las cámaras de comercio y los principales sindicatos autonómicos, considera que el acuerdo garantiza "año y medio, quizá dos más" de estabilidad

26.11.2018 | 16:04
La reunión de esta mañana

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha informado hoy de que las exportaciones de la Comunitat al Reino Unido han disminuido un 8,7 % respecto al año pasado -cuando crecieron un 25,5 %- y que el número de turistas británicos ha caído un 1,4 % en el mismo periodo -en el que creció un 15 %- si bien espera que el acuerdo sobre el "brexit" contribuya a "reequilibrar" la situación.

Puig ha realizado estas declaraciones en el Palau de la Generalitat, tras entrevistarse con dirigentes de la patronal, las cámaras de comercio y los principales sindicatos autonómicos para analizar el acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y Gran Bretaña sobre el "brexit".

Este acuerdo, en opinión del president, garantiza "año y medio, quizá dos más" de estabillidad, de modo que no afectará ni a las personas -valencianos residentes en Reino Unido y británicos residentes en la Comunitat- ni tampoco a empresas con intereses en ambas regiones.

Puig ha admitido que puede haber "incertidumbre" por las características del acuerdo definitivo, que se deberá negociar en los próximos meses, en gran medida debido a la negativa del Reino Unido a aplicar la libre circulación de personas.

Sin embargo, ha instado a una reunión específica de la Conferencia de Asuntos Relacionados con la Unión Europea (CARUE) para "recabar información del Gobierno de España sobre la situación del "brexit" y exponer los principales intereses de la Comunitat Valenciana en la materia, que afectan a sectores estratégicos como el automóvil, el agroalimentario o el turismo, entre otros.

El acuerdo de retirada negociado entre la UE y el Reino Unido, pendiente de ratificación en ambos parlamentos, prevé que este país deje formalmente la unión el próximo 29 de marzo, si bien se establece un periodo transitorio, hasta el 31 de diciembre de 2020 para negociar el acuerdo de relación futura, que se podría prorrogar dos años más.

Este acuerdo es, a juicio de Puig, "el mejor posible, y ha evitado un 'brexit' duro y el efecto contagio, y aunque no forma parte del mismo cómo será la relación futura entre ambas partes, el texto contiene una declaración política -que no es jurídicamente vinculante- que habla de un "acuerdo de asociación" similar a los establecidos con Canadá o Japón.

El Reino Unido no será parte del mercado común ni de la unión aduanera y decidirá su propia política comercial, si bien habrá un "área de libre comercio amplia y profunda" y el nuevo acuerdo se basará en la "no discriminación y la reciprocidad".

El acuerdo de retirada, ha insistido Puig, garantiza los derechos y libertades de los ciudadanos, la unión aduanera y la integridad del mercado único durante el periodo de transición, por lo que "no cabe esperar ningún impacto directo para la Comunitat Valenciana".

Los derechos de los valencianos residentes en el Reino Unido y de los británicos residentes en la Comunitat quedan perfectamente garantizados, y se permite a los valencianos y británicos, y a sus respectivos familiares, vivir y trabajar durante el resto de sus vidas en las mismas condiciones de las que disfrutan actualmente, siempre que esos derechos se basen en decisiones vitales adoptadas antes de que finalice el periodo transitorio.

Los estudiantes podrán seguir cursando sus estudios durante el periodo transitorio y hasta que finalicen, aunque si es en fecha posterior deberán solicitar un nuevo estatus de residencia.

También los turistas británicos podrán seguir visitando la Comunitat sin necesidad de visado, aunque España decidirá sobre la exigencia de requerir o no a los británicos una solicitud para poder disfrutar de los derechos protegidos.

Por lo que respecta a las exportaciones, Puig confía en que no se vean afectadas durante el periodo transitorio, aunque ha admitido la posibilidad de que se genere cierta incertidumbre respecto a cómo se cerrará la relación futura con el Reino Unido.

En este sentido, ha pedido al Gobierno de España que garantice la implicación de las Comunidades Autónomas en el proceso de negociación, y ha reconocido que "cualquiera que sea el resultado, es evidente que la situación empeorará, aunque se consiga el mejor y más ambicioso acuerdo posible", en gran medida por la decisión del Reino Unido de no aplicar el principio de libertad de movimiento de personas.

Además de la reunión específica de la CARUE que ha propuesto, Puig tiene previsto un encuentro con el embajador del Reino Unido el próximo 3 de diciembre, un encuentro en Londres con el embajador de España (y con valencianos residentes) el día 10 y una jornada específica sobre el "brexit" que se celebrará el Alicante el 8 de febrero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook