23 de noviembre de 2018
23.11.2018
Sentencia judicial

La Audiencia de Madrid condena a la banca a devolver el importe de las cláusulas suelo

Falla a favor de la asociación de consumidores Adicae en su macrodemanda contra las entidades

23.11.2018 | 15:35
La Audiencia de Madrid condena a la banca a devolver el importe de las cláusulas suelo

La Audiencia Provincial de Madrid ha fallado a favor de la asociación de consumidores Adicae en el marco de su macrodemanda por cláusulas suelo contra unas 40 entidades, a las que obliga a devolver "todas las sumas percibidas" de forma indebida desde el comienzo de la contratación.

En la sentencia conocida hoy, que puede ser recurrida en casación ante la sala de lo Civil del Tribunal Supremo, los magistrados que componen la sección 28 han reconocido el derecho de los perjudicados a recuperar el dinero abonado de más a sus bancos con intereses legales, "sin la limitación temporal" apreciada en primera instancia.

Interpuesta en 2010 contra 101 entidades de las que finalmente quedarían 40 tras los procesos de fusión, la macrodemanda obtuvo una victoria en el juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid hace más de dos años en un fallo que obligaba a las entidades a devolver el dinero a partir de la fecha en la que el Tribunal Supremo declaró la primera nulidad de las cláusulas suelo, el 9 de mayo de 2013.

Dicha decisión, dictada meses antes de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) concediera la total retroactividad a los afectados en diciembre de 2016, fue especialmente bien recibida por los 15.000 perjudicados adheridos a la causa promovida por Adicae, que estimaba el perjuicio anual medio en 2.000 euros y calculaba que el impacto para la banca podría ser de unos 1.000 millones.

Con todo, la agrupación recurrió para que el resarcimiento se ampliara hasta el momento de la firma de la hipoteca al entender que "no concurre riesgo alguno de insolvencia" para las entidades condenadas, "ni sistémico para la economía nacional" que justificasen el que no se aplicara el "efecto natural de la nulidad de la cláusula".

Algo en lo que ahora conviene esta sección de la Audiencia Provincial, compuesta por los magistrados Ángel Galgo, Enrique García y Francisco de Borja Villena, que remiten a la doctrina comunitaria y rechazan los argumentos de la banca, que, entre otros aspectos, alegó falta de legitimidad de Adicae en el procedimiento.

Tras conocer el fallo, la asociación ha celebrado la "victoria histórica" de los consumidores en esta macrodemanda, la "mayor acción judicial" contra el que consideran el "mayor fraude de la banca" del último medio siglo en España.

"Hemos tardado ocho años por los constantes palos en la rueda que han puesto las entidades", ha lamentado en rueda de prensa su presidente, Manuel Pardos, quien ha cargado duramente contra los bancos que "necesitan defraudar a los clientes para mantener" su negocio.

Por su parte, el abogado Luis García ha destacado el hecho de que la Audiencia Provincial de Madrid haya invocado el principio de transparencia en la comercialización de forma casi generalizada, con la excepción -que ya está siendo estudiada por el equipo jurídico de Adicae- del Banco de Asturias (hoy integrado en el Sabadell), cuyas cláusulas avala la sentencia.

Para Adrián Rebollo, al frente de la dirección letrada de la macrodemanda, este fallo "será como el caballo de Atila, no dejará que (las cláusulas suelo abusivas) vivan en ningún contrato hipotecario".

Si bien desde Adicae se muestran cautos sobre el impacto que esta noticia podría generar en la banca, ya que algunos afectados acudieron bien a la vía judicial o al arbitraje puesto en marcha por el anterior Ejecutivo, sostienen que el fallo permitirá recuperar el dinero a "todos los consumidores hipotecados", que podrán remitir a ella en sus respectivos procedimientos.

Y es que, aunque todavía no es firme, confían en que la banca no eleve la causa al Supremo porque si bien la ley la legitima para ello, "no tiene el derecho moral de mantener a los ciudadanos en los juzgados", ha sentenciado Pardos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook