22 de octubre de 2018
22.10.2018

Más de 67.000 alicantinos podrían reclamar al Consell la devolución del impuesto de las hipotecas

Gestha calcula que la Hacienda autonómica debería pagar 153 millones en la provincia, si se confirma la sentencia del Supremo. Los notarios aseguran que se han ejecutado la mayoría de las firmas previstas para hoy

22.10.2018 | 13:38
Más de 67.000 alicantinos podrían reclamar al Consell la devolución del impuesto de las hipotecas

El sindicato de técnicos de hacienda Gestha calcula que más de 67.000 alicantinos -en concreto, 67.298- podrían reclamar a la Generalitat la devolución del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que pagaron por la constitución de su hipoteca desde octubre de 2014, si finalmente el Tribunal Supremo confirma que son los bancos, y no los hipotecados, quienes deben soportar el gravamen. De esta forma, según las mismas fuentes, la Conselleria de Hacienda se vería obligada a reintegrar unos 153 millones de euros a los afectados de la provincia. Una cantidad que, eso sí, luego debería exigir a la banca.

En toda España, Gestha calcula que quienes se hayan hipotecado desde octubre de 2014 podrían recibir 3.631 millones de euros, a los que habría que añadir los intereses de demora. Y es que son los contribuyentes que firmaron una hipoteca en los últimos cuatro años –los que no han prescrito desde el punto de vista fiscal- los que pueden pedir la devolución de lo pagado indebidamente directamente a las haciendas autonómicas, ya que el tributo está cedido a las autonomías.

Quienes hayan firmado la hipoteca con anterioridad también podrán exigir la devolución aunque, en este caso, deberán pleitear con el banco para conseguirlo. En este caso, desde Gestha señalan que sólo entre 2003 y 2014 son más de 706.000 las hipotecas firmadas en la provincia, que podría suponer un reintegro de 1.200 millones; mientras que en el conjunto de España la cifra de posibles beneficiados de la decisión del Supremo por esta otra vía serían 13,4 millones, que podrían reclamar a sus bancos 25.657 millones, más intereses.

Claro está, todo esto a expensas de lo que decida la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, cuyo presidente decidió el pasado viernes dejar sin efecto la sentencia que atribuía a las entidades el pago de este impuesto a la espera de que se reuniera el pleno de la sala para decidir.


Reclamar a las haciendas autonómicas, no a los bancos

Desde Gestha recuerdan que, si se confirma la sentencia, quienes hayan constituido su hipoteca hace menos de cuatro años -desde octubre de 2014- no necesitan denunciar al banco para recuperar lo que pagaron por este impuesto ya que, al no haber prescrito, pueden solicitar directamente su devolución a la autonomía, en este caso a la Conselleria de Hacienda. En cuanto a la mecánica, desde el citado sindicato señalan que las comunidades autónomas, a medida que vayan recibiendo las solicitudes de devolución, deberán iniciar un procedimiento de comprobación tributaria y notificar una liquidación "espejo" a la entidad financiera, exigiendo el mismo importe y los intereses de demora.

De forma paralela, los técnicos avisan de que el proceso de las reclamaciones por los hipotecados a las entidades bancarias de las cantidades pagadas por el AJD hace más de cuatro años sería más farragoso, largo y costoso. En cualquier caso, Gestha considera que las entidades bancarias tendrían músculo suficiente para cumplir la sentencia y realizar la devolución del pago del impuesto de las hipotecas, cuyo importe de los últimos cuatro años apenas representa el 9,7% de los beneficios de la banca en este mismo periodo.

Pocas suspensiones

En cuanto a quienes tenían previsto firmar hoy su hipoteca, desde el Colegio Notarial Valencia aseguran que la mayoría de las operaciones previstas se han realizado con normalidad y que han sido pocos quienes han decidido suspender la escritura a la espera de lo que decida el Supremo. Eso sí, los notarios se han encargado de explicar la situación creada a los consumidores.

Por su parte, las entidades consultadas por este diario aseguran que continuarán con la tramitación y la venta de hipotecas como antes de la sentencia hasta que el Supremo decida definitivamente su postura, ya que entienden que no ha cambiado nada. Así, seguirán cargando al cliente este impuesto mientras no haya resolución en firme.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook