10 de octubre de 2018
10.10.2018

La UE concede a Baleària 11,8 millones para cambiar a gas los motores de cinco buques

La medida ahorrará la emisión a la atmósfera de 45.000 toneladas de dióxido de carbono y 4.400 de óxido de nitrógeno.

10.10.2018 | 11:35

La Comisión Europea ha aprobado una subvención de un máximo de 11,8 millones de euros a la naviera Baleària para ayudarle a financiar el proyecto de remotorización de cinco de sus ferries para que puedan funcionar con gas natural licuado. Una iniciativa con la que la firma presidida por Adolfo Utor quiere hacer más ecológica su flota, ya que este combustible reduce notablemente las emisiones a la atmósfera.

Según ha informado la propia naviera, la ayuda europea supone aproximadamente un 20% del total de la inversión que será necesaria, que se desarrollará en varios ejercicios, desde finales de este año hasta 2021.

En concreto, el proyecto de Baleària supondrá la remotorización de los ferries Nápoles, Abel Matutes, Sicilia, Bahama Mama y Martín i Soler, lo que permitirá reducir anualmente más de 45.000 toneladas de dióxido de carbono, 4.400 toneladas de óxido de nitrógeno (NOx) y eliminar totalmente las emisiones de azufre y partículas. El primero de los buques en cambiar sus motores será el Nápoles, a partir de mediados de noviembre.

Un "excelente" de la UE

La Unión Europea ha calificado de "excelente" el proyecto, al que ha concedido la máxima puntuación -un cinco sobre cinco-, destacando que "permite abordar los objetivos del Reglamento 1315/2013 en lo relacionado a eficiencia, sostenibilidad y cohesión, y que contribuirá a la descarbonización del transporte marítimo".

La comisión evaluadora también ha considerado que el proyecto está listo para implementarse, ya que "técnicamente está muy elaborado y su financiación está asegurada". Así, además de destacar el apoyo de tres bancos preparados para cubrir el préstamo necesario, indica que "el análisis de costes-beneficios se basa en una metodología sólida y es exhaustivo". Finalmente señala que dispone de prácticamente todas las aprobaciones necesarias a nivel nacional, regional y local.

Cabe recordar que, a partir de 2020, las compañías navieras que operan dentro de la Unión Europea y las aguas de la zona económica exclusiva tendrán que usar combustibles con bajo contenido de azufre.

El presidente de Baleària, Adolfo Utor, ha mostrado su satisfacción por esta concesión, que, según ha recalcado, respalda el principal reto de la naviera: implantar en los próximos años el uso de gas natural licuado en la flota, el combustible fósil más respetuoso con el medio ambiente.

"Nuestro objetivo es convertirnos a medio plazo en la naviera con la flota más sostenible y ecoeficiente del sector", ha indicado Utor, que ha recordado que, además de estos cinco buques que serán remotorizados, en los próximos meses empezará a navegar el primero de los dos smartships propulsados por GNL que se están construyendo en los astilleros italianos Visentini.

Baleària, con presencia en cinco países, es la naviera líder en el transporte de pasaje y carga en las conexiones con Baleares, une Ceuta y Melilla con la península, y tiene presencia en Marruecos, Argelia y en el Caribe (Estados Unidos y las Bahamas). Los planes de inversión de la compañía, que opera en 19 líneas, apuntan tanto a la apertura de nuevos tráficos internacionales como a la innovación y digitalización, que se materializan en proyectos relacionados con el uso de gas natural licuado, la eficiencia energética y la construcción de terminales y buques inteligentes, entre otros.

En 2017, Baleària transportó más de 3.700.000 pasajeros y 5.600.000 metros lineales. Además, su flota de 25 buques navegó más de un 1,2 millones de millas. La compañía, en la que trabajan más de 1.500 empleados, facturó 362 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook