22 de septiembre de 2018
22.09.2018

«Sería importante que hubiera más españoles en las quinielas de los Nobel»

El economista eldense Manuel Arellano ha entrado en la lista de aspirantes al premio de la Academia Sueca

21.09.2018 | 22:16
El economista eldense Manuel Arellano.

El profesor del Centro de Estudios Monetarios y Financieros, que trabaja sobre todo en el campo de la Econometría, se muestra prudente respecto a la posibilidad de lograr el reconocimiento

Otro alicantino, en este caso eldense, y en otra disciplina, en Economía, que entra en las quinielas para lograr el premio Nobel, que concede la Real Academia Sueca de Ciencias. Y todo ello después de que Manuel Arellano (Elda, 1957) haya irrumpido en la lista sobre los posibles ganadores que elabora Clarivate Analytics, una consultora que cada año difunde una relación de Laureados por Menciones (Citation Laureates), con 17 investigadores considerados de «estatura Nobel» en Medicina, Física, Química y Economía. Arellano se suma así al científico ilicitano Francis Mojica, profesor de la Universidad de Alicante y aspirante desde hace un tiempo a los Nobel de Química y Medicina.

Para elaborar esa particular relación, Clarivate Analytics se sirve del índice de citas de la Web of Science para identificar a los científicos y economistas con los trabajos más citados por sus compañeros. Lo mejor es que en los 16 años que la consultora lleva haciendo esta quiniela ha acertado en 46 ocasiones y, de ellos, la mitad en los dos años siguientes a que entraran en la lista.

Arellano, el único español que figura este año, es profesor del Centro de Estudios Monetarios y Financieros (Cemfi) de Madrid, una institución creada por el Banco de España con unos objetivos muy claros: la formación de posgrado y la investigación en el ámbito de la economía

El eldense aparece junto a Stephen R. Bond, de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, por las contribuciones de ambos al análisis de datos de panel, y, en particular, por el estimador Arellano-Bond. No en vano, el artículo que se presentó con este método es uno de los más citados en el campo de la economía, con más de 24.000 citas en Google Académico. En concreto, el estimador Arellano-Bond es una herramienta de análisis de datos económicos que sirve para medir el efecto de una variable sobre otra, y que se ha utilizado en situaciones muy diferentes, y no solo en economía o finanzas, sino también en ciencias políticas y geografía, entre otras disciplinas. «Es como si un médico hubiera hecho una máquina para resonancias», explica el economista eldense a este periódico.

Manuel Arellano, evidentemente, asegura que se siente «contento» por haber entrado en las quinielas. «Bien está, porque es una lista de la que alguna de las personas sale con una probabilidad muy alta», dice, aunque para añadir, desde la humildad más absoluta, que «creo que este año la probabilidad es cero». Y ello pese a que es consciente de que ese trabajo que le ha llevado a entrar en el listado «ha tenido mucho impacto y se ha utilizado en situaciones muy diferentes», algo que celebra. Lo que sí destaca es que «sería muy importante que hubiera más españoles en este tipo de listas». El problema, en cualquier caso, como reconoce, es que «el empuje de la ciencia es relativamente reciente en España».

En la actualidad, Arellano, que es una de las referencias en materia de econometría, se encuentra trabajando, como detalla, en análisis empíricos para medir la incertidumbre de los hogares sobre sus rentas futuras, una materia no poco importante. «Cuantificar este tipo de aspectos no es fácil, pero es importante tener medidas predictivas sobre si percibimos riesgos», indica.

Este profesor del Cemfi ya fue reconocido por el Consell con el premio Jaime I de Economía, por sus aportaciones empíricas a la economía laboral y a la economía del comportamiento en los hogares. Asimismo, es miembro honorario extranjero de la American Academy of Arts and Sciences, y ha sido presidente de la Econometric Society, así como presidente de las asociaciones de Economía Española y Europea.

En este tiempo no ha perdido su vinculación con Elda. «Allí nací, es el pueblo de mis padres, tengo a buena parte de mi familia, y es un sitio que llevo en el corazón», relata, para agregar que intenta regresar cuando puede. Respecto al otro aspirante a Nobel de la provincia, Francis Mojica, no lo duda: «Por supuesto que lo conozco. Es un gran investigador».

Arellano, con la lista de Clarivate Analytics en la mano, compite con Wesley M. Cohen, de la Universidad de Duke, y Daniel A. Levinthal, de la Universidad de Pensilvania, por su introducción y desarrollo del concepto de capacidad de absorción y su contribución para avanzar en la comprensión del desempeño innovador de las empresas, las industrias y las naciones; y David M. Kreps, de la Universidad de Stanford, por su aportación a los fenómenos económicos dinámicos, en la teoría de la elección, las finanzas, la teoría de juegos y la teoría de la organización.

De los 300 «nobelizables» seleccionados desde 2002 en las cuatro disciplinas, sólo cuatro han sido de nacionalidad española. En breve se sabrá si el pronóstico se cumple este año con Arellano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook