14 de marzo de 2018
14.03.2018

Mercadona invertirá 8.500 millones hasta 2023 para transformar la empresa y mejorar su logística

La cadena crece un 6% en ventas al lograr 22.915 millones mientras el beneficio cae a la mitad (322 millones) al apostar por reformas en la red

13.03.2018 | 23:55
Mercadona invertirá 8.500 millones hasta 2023 para transformar la empresa y mejorar su logística

Frena la expansión en España y abrirá 28 tiendas en 2018, sobre todo en Cataluña, Madrid y País Vasco.

«Teníamos que hacer régimen, ponernos a dieta porque estábamos muy gordos (...) y nuestras tiendas quedaban obsoletas». Con estas breves sentencias resumía ayer el presidente de Mercadona, Juan Roig, el «proyecto de transformación disruptivo» que ha iniciado la firma líder de la distribución en España y que le llevarán a invertir 8.500 millones de euros en su plan estratégico hasta 2023 -que financiará con recursos propios y sin elevar su deuda- para transformar su red de algo más de 1.600 tiendas en España, continuar la construcción y mejorar sus bloques logísticos, planificar su expansión en Portugal y adaptar la compañía a los nuevos tiempos del comercio electrónico.

El buque insignia de la distribución ha incrementado en 2017 su facturación un 6%, pero ha tenido que sacrificar beneficios netos al reducirse a la mitad (322 millones en ganancias) para centrar esfuerzos en el largo plazo y apostar por las inversiones en establecimientos (29 aperturas, 16 cierres y 126 reformas). También ha generado 5.000 nuevos puestos de trabajo directo, a los que se suman los 3.700 empleos de sus proveedores tras abrir 80 nuevas fábricas e invertir 700 millones.

Roig ha asegurado que 2017 ha sido un «punto de inflexión» para todos los que formamos Mercadona: 84.000 trabajadores (el 64% son mujeres, que ocupan el 47% de los puestos directivos). Las nuevas incorporaciones, una media de 15 al día, tienen un salario mínimo neto de entrada de 1.132 euros al mes. Los sueldos han crecido un 1,1%, aunque en el caso de 12.300 empleados, un 11%.

Para lograr esta transformación estratégica de forma sostenible, la compañía, con cargo a sus recursos propios, ha invertido la cifra de 1.008 millones de euros un 47% más que en 2016. Además, la inversión también se ha destinado a impulsar todas las secciones de frescos, y la apertura de dos nuevos centros de coinnovación, en Paterna y en la localidad portuguesa de Matosinhos (Oporto).

A ello se suman los proyectos realizados para automatizar los bloques logísticos y eliminar sobreesfuerzos de los trabajadores, las obras del centro logístico de Abrera (Barcelona), de Vitoria-Gasteiz y el inicio de la construcción del bloque de Parc Sagunt -donde se invertirán unos 400 millones de euros- y del centro de proceso de Datos en León.

Del beneficio total generado por Mercadona, un 35% se ha repartido entre la plantilla (313 millones de euros) en concepto de prima por objetivos; un 25% de las ganancias (205 millones) se ha revertido en la sociedad en concepto de impuestos; un 25% (202 millones) se ha reinvertido en la empresa como recursos propios, y el 15% restante se ha repartido entre los accionistas vía dividendos. Roig se sentía orgulloso, según datos del IVIE, por la aportación de Mercadona a la creación de riqueza en España, que representa el 3% del empleo total del país, (545.000 puestos de trabajo), el 1,7% del PIB (19.500 millones de euros) y un volumen de compras en el mercado nacional de 17.533 millones de euros, el 85 % del total de las compras realizadas por la compañía.


Internacionalización

Mientras Mercadona toca techo en España, donde ha frenado su masiva apertura de tiendas en comparación con los últimos años, el proyecto de la empresa familiar en Portugal ha seguido avanzando y ha sido otro de los capítulos inversores destacables. «Otros países tendrán que esperar», apuntó Roig.

La construcción de su primer centro logístico luso se realizará conjuntamente con los cuatro supermercados que tiene previsto inaugurar en el área de Oporto en 2019, algunos de los cuales ya ha iniciado sus obras. Y en el apartado de creación de empleo, destaca la contratación de más de 120 directivos y el inicio de la selección de los equipos para las cuatro primeras tiendas. «Los directivos de Portugal serán portugueses», puntualizó.

Y desveló que la tienda de Baracaldo (Vizcaya) es la que más vende de toda España.

Objetivos para 2018

Cataluña, País Vasco y Madrid son las áreas prioritarias de Mercadona para abrir nuevas tiendas. En 2018 Mercadona volverá a realizar nuevamente una inversión histórica, de más de 1.500 millones de euros, destinada a la apertura de 27 supermercados, entre los que se encontrarán las nuevas aperturas en Ceuta, en Melilla y en La Palma, y la reforma de más de 200 supermercados con el nuevo modelo de tienda eficiente. A lo largo de este año prevé generar mil nuevos empleo, crecer un 2,5 % en facturación y ganar 330 millones (+2,5 %).

Fiel a sus principios, la compañía piensa acometer su ambicioso plan de expansión sin elevar el endeudamiento y tirando de los recursos propios. Mercadona, al cierre del ejercicio 2017, contaba con un patrimonio neto valorado en 5.113 millones de euros, con unas reservas de 4.775 millones. Su pasivo corriente se eleva a 3.254 millones. «No hemos bajado los precios», indicó en referencia a la estrategia de otras firmas del sector.

Según Roig, «esta inversión sostenible se realizará con los recursos propios de la compañía y está motivada por la decisión ya manifestada por los accionistas el pasado año de basar las decisiones de Mercadona en el largo plazo. Si pones el foco en el beneficio a corto plazo es difícil tomar decisiones, y ahora nuestro firme compromiso es invertir para transformar la compañía», agregó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine