14 de enero de 2018
14.01.2018

Adiós al «home bo» del empresariado

Francisco Pons Alcoy, presidente de Importaco, muere a los 75 años y deja tras de sí una larga trayectoria como promotor del cooperativismo y del asociacionismo empresaria

14.01.2018 | 03:36
Adiós al «home bo» del empresariado

Impulsó Consum, Caixa Popular y EDEM, dirigió la AVE durante ocho años y fue vicepresidente de Bankia.

Francisco Pons Alcoy, presidente de Importaco Casa Pons y uno de los padres del cooperativismo valenciano, falleció el sábado de madrugada a los 75 años de edad tras una larga enfermedad. Pons fue presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) durante ocho años, vicepresidente de Bankia tras la dimisión de José Luis Olivas, y del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), e impulsor de empresas como Consum, Grupo Erosky y Caixa Popular, además de formar parte de los consejos territoriales de Telefónica e Iberdrola. También promovió proyectos educativos como La Nostra Escola Comarcal y Florida (que primero fue escuela de FP y hoy es un centro universitario), la escuela de negocios EDEM y la fundación Étnor de Ética en los Negocios.

La importancia que ha tenido este empresario y profesor mercantil en la economía y sociedad valenciana de las últimas décadas la resumió ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, al destacar que «Paco ha estado hasta el último momento defendiendo el interés de todos los valencianos y de su industria. Para mí será siempre un ejemplo y una referencia moral». Por su parte, Juan Roig, presidente de Mercadona (empresa de la que era Importaco era proveedora de frutos secos) calificó ayer a Pons como «uno de los pilares de la vertebración empresarial de la Comunitat Valenciana». Y Vicente Boluda, su sucesor al frente de la AVE, subrayó su «dedicación hacia la sociedad que nos sirve de guía a muchos de los que estábamos a su alrededor y que seguimos su senda».

Pese a que su enfermedad era conocida desde hace cinco años, esta misma semana se había hecho público que Importaco había renovado como presidente a Francisco Pons. La compañía cerró el ejercicio 2016 con un beneficio de 16,5 millones de euros, un 15 % más que el año anterior, después de superar la barrera de los 450 millones de euros en ventas. En el verano de 2017 la empresa nombró vicepresidente a su sobrino Juan Antonio Pons, a la sazón director general del grupo, que ahora tomará el relevo como máximo dirigente de Importaco Casa Pons tras ser ratificado por el Consejo de Administración.

«Hombre honesto, familiar y muy humano, destacó por su visión empresarial y su tesón infatigable al frente del grupo de alimentación, que transformó bajo su presidencia en un referente nacional e internacional», recordaba ayer su empresa en un comunicado.
De la mano de Francisco Pons, Importaco Casa Pons, un grupo empresarial con 77 años de historia, se ha convertido en el mayor distribuidor y fabricante de frutos secos nacional y uno de los más grandes de Europa, con un patrimonio neto de 114 millones de euros. Este imperio familiar impulsado sobre todo por la expansión de Mercadona y Consum posee 33 centros de trabajo en seis países e incrementó su plantilla en un 24% durante el ejercicio de 2016, hasta acabar el año con 1.170 empleados.

Importaco nació en 1940 de la mano de Francisco Pons Martí, que compraba cacahuetes, chufas y alubias en la Llotja de València. Gracias a la labor de su hijo Francisco, la compañía familiar ha ido emprendiendo una estrategia de diversificación que no sólo la han consolidado en su objetivo original como grupo de alimentación (además de los frutos secos y deshidratados, elabora también chocolates, aperitivos y productos afines, además de helados a través de Estiu), sino que le han permitido afianzarse en el negocio de las aguas minerales e incluso entrar en el de las energías renovable.

Así, desde el pasado año Foener Energía, perteneciente a Importaco, se ha aliado con Grupotec, una de las principales compañías en el sector de las energías renovables en Europa y América para liderar la transformación energética de las sociedadese. Con una ampliación de capital de 600.000 euros, el acuerdo entre ambas empresas valencianas pretende ser la única en ofrecer un modelo de Gestión Integral de Energía especializada en el mercado industrial y de servicios.
Por otra parte, alrededor del 15% de las ventas de Importaco corresponde a su división de bebidas naturales y refrescos minerales, un área que en 2016 superó los 626 millones de litros envasados. Esta filial «se ha consolidado como el tercer grupo de aguas minerales de España», destacaba Importaco, gracias a las seis marcas de este segmento (Agua de Cortes, Agua de Bronchales, Font Teix, Font S'Aritja, Agua Doy y Refrescos Minerales).

Políticos, socios, amigos y trabajadores se despiden de Pons

El entierro de Francisco Pons tendrá lugar hoy a las 16.30 horas en la iglesia de Santa Bárbara de Beniparrell, la localidad valenciana en la que nació en 1942. La capilla ardiente estuvo abierta en el tanatorio Atrium, en Alfafar, durante casi toda la jornada de ayer, y continuará hoy hasta el mediodía. Por ella ya han pasado numerosas personalidades del mundo empresarial y político valenciano, además de amigos, familiares y trabajadores de la compañía. Muchos de ellos destacaron el peso social en la trayectoria empresarial de este «home bo», y su fama de persona prudente y de consenso.
Por la capilla ardiente pasaron, entre otros, el conseller de Hacienda, Vicent Soler; el presidente de Mercadona Juan Roig y su esposa Hortensia Herrero, además de la presidenta de EDEM, Hortensia Roig, así como el director general de esta escuela, Antonio Noblejas. También presentaron sus condolencias el presidente de Quimacova, Miguel Burdeos; la familia Quesada, propietaria de Pavasal; y Emili Villaescusa, presidente de la Confederación de Cooperativas de la Comunidad Valenciana. A Alfafar llegó también Antonio Cancelo, fundador de Erosky y antiguo socio de Pons, el presidente de la patronal agroalimentaria y de Proave, Federico Felix, y el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV), Salvador Navarro.
La familia ha anunciado que se habilitará un aparcamiento cerca de la iglesia de Beniparrell ya que hoy se espera la llegada de amigos y conocidos de Pons desde diversos puntos de España y de otros países donde había abierto centros de producción.

«Fue un ejemplo para todos»

El mundo empresarial y político lamentó la muerte de Francisco Pons y todos ellos destacaron el carácter emprendedor, la trayectoria profesional y el compromiso con la sociedad que caracterizaban al empresario valenciano.
«Ha sido un buen amigo y una persona extraordinaria. Su muerte es una pérdida muy importante» declaraba Federico Félix, presidente de la patronal agroalimentaria valenciana y presidente de Pro-AVE, quien destacó que durante la etapa como presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios de Pons, este «logró cambiar la trayectoria de la institución y su trato siempre fue exquisito». En esta misma línea, el presidente de la Cámara de Comercio de València, José Vicente Morata, calificó al dueño de Importaco de «referente económico para la Comunidad Valenciana».
La Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana también mostró sus respetos de la mano de su presidente, Salvador Navarro, quien considera que el cooperativismo y el mundo empresarial han perdido a un referente y un gran líder: «Paco Pons ha sido un ejemplo para todos, un ejemplo de empresario y, además, de empresario comprometido con su sociedad». Otra figura relevante del panorama empresarial valenciano, Vicente Boluda,que tomó el relevo a Pons como presidente de AVE, describió al ex presidente de la organización como un empresario «ejemplar» y «hecho a sí mismo».
El mundo de la banca también expresó sus condolencias. José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, entidad en la que ostentó la vicepresidencia en el año 2011. Goirigolzarri lamentó el fallecimiento del empresario y lo calificó de «buen amigo, gran empresario y extraordinaria persona».
Una de los campos en los que la figura de Pons ha sido decisiva es, sin duda, en el cooperativismo. Precisamente en este área es donde el presidente de Caixa Popular, Josep María Soriano, destaca la contribución del ex presidente de AVE. «Hemos perdido a un gran empresario con una marcada vocación social. Un admirable emprendedor que ayudó a crear mucha riqueza cooperativizada», remarcó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine