15 de noviembre de 2017
15.11.2017

El Sabadell envía 4,5 millones de cartas para explicar el cambio de sede

La entidad recuerda que la decisión se tomó para garantizar la seguridad jurídica de clientes, accionistas y trabajadores

15.11.2017 | 13:13
El Sabadell envía 4,5 millones de cartas para explicar el cambio de sede

Banco Sabadell ha enviado alrededor de 4,5 millones de cartas a clientes y accionistas para explicarles la decisión del cambio de sede social a Alicante, que ha sido "firme, meditada y por lo tanto indefinida", según han afirmado a EFE fuentes de la entidad financiera.

En la carta, el presidente de la entidad, Josep Oliu, argumenta que, con esta decisión, el banco "ha cumplido su compromiso de adoptar las medidas que sean necesarias para garantizar en todo momento la seguridad jurídica y proteger los intereses de sus clientes, accionistas y empleados".

Además, asegura que esta decisión "hace patente la firme voluntad de la entidad de establecer un vínculo fuerte y beneficioso" con el cliente, consciente de que la "confianza" es el valor "más preciado" cuando se quiere mantener una relación a largo plazo.

Recuerda, además, que en los 135 años de historia de la entidad, el banco "ha sabido adaptarse a los diferentes escenarios económicos, políticos y sociales que le ha tocado vivir" y hoy gracias a ello, la entidad es un banco internacional y el quinto grupo bancario español.

Sabadell tiene unos activos totales que superan los 211.000 millones de euros, tiene 240.000 accionistas y 25.000 empleados y cada día presta servicio a unos 12 millones de clientes en una red de 2.800 oficinas.

Fuentes de la entidad han informado de que la situación en la entidad está absolutamente tranquila y que, desde el momento en que se tomó la decisión del cambio de sede a uno de sus centros corporativos, el pasado 5 de octubre, la situación revirtió y la salida de depósitos se frenó de golpe.

Nunca fueron cantidades significativas las que salieron, teniendo en cuenta la liquidez del banco, han afirmado las fuentes, que han valorado que el saldo de depósitos es positivo y que a día de hoy entran más que salen.

En aquellos momentos, preocupaba más la cotización de la acción por la inseguridad jurídica que los depósitos, según han reconocido, pero cuando se anunció el cambio de sede las acciones comenzaron a subir al día siguiente hasta un 5 por ciento.

Las acciones de Sabadell cotizaban el 29 de septiembre a 1,76 euros, y, una vez pasado el 1-O, habían bajado hasta llegar a 1,59 euros por título el 4 de octubre. Después de aprobarse el cambio de sede de Sabadell, al día siguiente, los títulos subieron hasta los 1,68 euros.

En cuanto a Caixabank, la otra entidad bancaria de Cataluña que trasladó su sede social, los títulos cotizaban a 4,16 euros el 29 de septiembre y llegaron a bajar hasta 3,9 el día 2 de octubre. A partir del 6 de octubre, cuando se aprobó el cambio de sede social, los títulos pasaron a cotizar a 4,067 euros por acción el 9 de octubre.

El consejero delegado de esta entidad, Gonzalo Gortázar, ya afirmó el día en que Caixabank presentó resultados, que la entidad había sufrido una salida de depósitos "moderada" tras el 1 de octubre, una situación que logró frenar e incluso revertir tras el traslado de su sede social de Barcelona a Valencia.

El Consejo de Administración de Caixabank aprobó el pasado 6 de octubre el traslado de sede social, una decisión que, según el consejero delegado, es definitiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine