01 de marzo de 2017
01.03.2017

Coepa baraja una derrama si no logra acceder a fondos públicos

La legislación actual limita a las organizaciones autonómicas el cobro de las ayudas por participación institucional

28.02.2017 | 22:58

Uno de los puntos claves de las negociaciones entre Coepa y la CEV serán las condiciones económicas ya que, aunque la patronal alicantina aspira a financiarse únicamente con las cuotas de sus socios en el futuro, todavía necesitará algún ingreso extraordinario durante los próximos cinco años para hacer frente a los pagos establecidos en el convenio al que se comprometió para salir del concurso de acreedores. Francisco Gómez y su equipo aspiraban a conseguir estos ingresos a través de las subvenciones que establece la Ley de Participación Institucional por el trabajo que realizan las patronales en distintos organismos públicos. Pero estas ayudas sólo se pagan a organizaciones de ámbitos autonómico por lo que, con la desaparición de Cierval, si Coepa no entra en la CEV, lo tendrá muy difícil.

Una opción es convencer a la Generalitat de que cambie la ley -lo que no sería tan descabellado si la nueva patronal no tiene suficiente peso en la provincia y su representatividad queda en cuestión, como parece que ocurrirá- pero los empresarios ya han empezado a barajar otras opciones.

Así, durante el comité de la semana pasada ya se puso sobre la mesa la opción de realizar una derrama. Para cumplir con el presupuesto previsto para este año sería necesario cubrir unos 120.000 euros aunque la cantidad podría rebajarse algo. Para empezar, porque en esa cantidad estarían incluidos los 38.000 euros que debe pagarse de la deuda que se mantiene con Cierval y que Coepa cree posible compensar con otros pagos pendientes que la autonómica tenía, a su vez, con la patronal alicantina por algunos adelantos de ayudas que recibió y no había distribuido.

De esta forma, los dirigentes de Coepa consideran más que asumible la derrama necesaria, sobre todo si se tiene en cuenta que la confederación agrupa a más de 60 asociaciones e instituciones de todo tipo. Además, señalan, la cantidad necesaria se va reduciendo cada año, a medida que disminuye la deuda pendiente, y siempre cabe la posibilidad de renegociar plazos algo más largos.

Tras la quita aplicada en la deuda ordinaria y la entrega prevista del centro de oficios para cancelar su hipoteca, la principal deuda de Coepa es con sus antiguos trabajadores y con el Fondo de Garantía Salarial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook