29 de junio de 2015
29.06.2015
Crisis en Grecia

Tsipras: "Vamos a sobrevivir sin programa de rescate"

Descarta la salida de Grecia del euro por su "alto coste" - No pagará los 1.600 millones del crédito que vence hoy

29.06.2015 | 20:10
Grecia planta cara a Bruselas
Play
Tsipras: "Vamos a sobrevivir sin programa de rescate"
Tsipras defiende el \'no\' en el referéndum
Play
Tsipras: "Vamos a sobrevivir sin programa de rescate"

Claves de la crisis griega

  • El programa de rescate a Grecia expira este martes y, pese a las peticiones griegas, el Eurogrupo ha optado por no conceder una prórroga para este programa de rescate .
  • Si las instituciones no dan el visto bueno al programa, Grecia no podrá acceder al dinero que tiene pendiente, más de 7.000 millones de euros del BCE, el Mede y el FMI.
  • El país debe pagar 1.600 millones al FMI este martes. Durante julio, deberá sufragar otros 3.500 millones al BCE, una cifra que difícilmente podrá pagar.
  • Si no paga, perderá el acceso a la cantidad restante de fondos que le proporcionarían, como hasta ahora, los acreedores, agravando la crisis, y con la posibilidad de entrar en un 'default'.
  • Aunque no pague, el BCE ha dicho que mantendrá la asistencia bancaria en cuanto a liquidez de emergencia, pero solo si los bancos son solventes y ofrecen garantías
  • Si las negociaciones con los acreedores no avanzan, el BCE podría llegar a optar por abandonar su asistencia de emergencia. En caso de llegar a este escenario, la posible salida de Grecia del euro ganaría enteros.

Grecia vive hoy su segundo día de corralito y el último de la prórroga del rescate, que coincidirá con el primer pago que el Gobierno dejará de pagar a los acreedores internacionales.

El primer ministro, Alexis Tsipras, dejó anoche entrever en una entrevista con la televisión pública que Grecia no pagará al Fondo Monetario Internacional (FM) los 1.600 millones de euros de crédito que vencen hoy.

"Pagaremos si hasta entonces (por hoy) logramos un acuerdo sostenible", dijo Tsipras, dejando con ello claro que el desembolso no se producirá.

Tsipras hizo esta declaración en su primera comparecencia en televisión ante la campaña del referéndum que se celebrará el próximo domingo, en la que los ciudadanos deberán optar entre votar a favor o en contra del texto presentado por las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional) en el Eurogrupo del pasado jueves.

El primer ministro aclaró que si en contra de la recomendación del Gobierno que solicita el 'no', vota por el 'sí', iniciará todos los procedimientos necesarios para que ese acuerdo se convierta en ley, pero insinuó que él dimitirá.

"No seré primer ministro por todos los tiempos", dijo el líder izquierdista tras señalar que garantizará que se cumplirán todos los procedimientos legales para aplicar el acuerdo.

En cualquier caso, Tsipras se mostró convencido de que las negociaciones continuarán el lunes, aunque la consulta arroje un "no" como resultado.

"Vamos a sobrevivir incluso sin programa [de rescate] y vamos a elegir nuestro futuro", señaló Tsipras, quien añadió que "pasado mañana el sol saldrá por el este" y la gente seguirá "teniendo oxígeno", pues "los griegos sobrevivirán sin programa (de rescate)".

El escenario más probable para el caso de una victoria del 'sí' es la creación de un Gobierno transitorio en el que estarían invitados a participar todos los partidos, cuyo cometido exclusivo sería preparar nuevas elecciones.

La inseguridad política continuará en cualquiera de los casos, todo en medio de una situación que se irá acentuando a lo largo de la semana, a partir de que Grecia entre hoy en situación de "mora" frente al FMI.

El Banco Central Europeo (BCE) decidirá este miércoles si eleva el techo de préstamos de emergencia que concede a los bancos griegos o si lo mantiene en su estado actual, de en torno a los 90.000 millones de euros. De momento sigue ofreciendo inyecciones de liquidez para evitar la insolvencia.

Tsipras pidió a la población no sucumbir ante el miedo y se mostró convencido de que si logra el apoyo en el referéndum, los líderes de la eurozona volverán a sentarse a negociar.

Respecto al levantamiento del control de capitales que se implantó este lunes, señaló que "los bancos abrirán unas horas después del resultado del referéndum" y aseveró que los jubilados, quien ayer no han podido retirar sus pensiones pese a estar exentos de las restricciones, "no deben inquietarse porque sus pensiones solo serán duramente recortadas si damos marcha atrás". Con ello Tsipras aludió a la propuesta de las instituciones que aboga por el recorte de estas prestaciones.

Respecto a la propuesta de acuerdo presentada por los acreedores, Tsipras recalcó que el texto que recibió el Ejecutivo fue el del Eurogrupo y no otro que se ha publicado después, que recogía un aumento del IVA de los hoteles al 23% (actualmente en el 6%). El gobierno había ofrecido un 13% como compromiso, idea que fue eliminada en el texto corregido por el FMI.

El Gobierno heleno ha publicado el texto que había puesto sobre la mesa, y la contrapropuesta de las instituciones, en la que todavía figura una tasa del 23% para el IVA de los hoteles y restaurantes.

El Ejecutivo indicó que tomó la decisión de publicar estos textos para que la ciudadanía sepa sobre lo que tiene que decidir en el referéndum.

Merkel habla de diálogo si sale el 'sí'

Por su parte, este lunes la canciller alemana, Angela Merkel ha restado importancia este lunes a las perspectivas de un avance con Grecia en los próximos días pero ha dicho que está dispuesta a reanudar las conversaciones con el Gobierno en Atenas tras el referéndum previsto para el domingo. Su vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, aseguró que Alemania está dispuesto a retomar las negociaciones si el domingo gana el "sí" en el referéndum.

La postura del Gobierno alemán llegó después de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidiese a los ciudadanos griegos que desoigan a su Gobierno de Syriza y voten 'sí' en el referéndum convocado para el próximo domingo 5 de julio.

En declaraciones tras una reunión con los líderes de partido y parlamentarios celebrada en la Cancillería, Merkel también ha criticado al Gobierno de Tsipras por no llegar a un compromiso con sus socios de la eurozona tras recibir lo que ha calificado de oferta "generosa". Su vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, aseguró que Alemania está dispuesto a retomar las negociaciones si el domingo gana el "sí" en el referéndum.

Gabriel, en pie junto a Merkel, ha dicho que si los griegos votan el domingo contra la oferta de rescate, se tratará de un voto claro en contra de permanecer en el euro.

"Si vence el no, será una clara decisión en contra de la permanencia en la eurozona", subrayó Gabriel en rueda de prensa junto a Merkel tras reunirse con los líderes de los partidos alemanes en la Cancillería para analizar la evolución de la crisis.

Ante la claridad de Gabriel, Merkel quiso precisar que Alemania "no quiere influir de ninguna manera" en los ciudadanos griegos ni decir lo que tiene que hacer ese pueblo, aunque su obligación es hablar de las consecuencias que puede tener su decisión.

Quien también apeló este lunes fue Jeroen Dijsselbloem. El presidente del Eurogrupo, ha asegurado que la puerta sigue estando abierta para la negociación con Grecia incluso aunque las conversaciones con los acreedores se suspendieran durante el fin de semana.

Juncker advierte contra el 'no'

Por su parte, Juncker, ha advertido este lunes contra un 'no' en el referéndum convicado por Atenas. El presidente de la CE ha pedido al pueblo griego que "vote que sí" en el referéndum del domingo y reclamó a Tsipras, "que diga la verdad al pueblo griego".

"El mensaje de un 'no' será desastroso para los acontecimientos posteriores", ha avisado el presidente de la Comisión en rueda de prensa. "Un 'no' querría decir, independientemente de la pregunta, que Grecia dice no a Europa", ha subrayado. "Todo el planeta considerará que un 'no' griego a la cuestión que se les plantee significará que Grecia toma sus distancias respeto a la eurozona y a Europa", ha insistido.

"Hay que decirle al pueblo griego lo que está en juego y que no es fácil pero otros lo han hecho", señaló Juncker en referencia a las reformas adoptadas en países como Irlanda, Portugal, Chipre o España.

"Pediré al pueblo griego que vote 'sí' porque el voto será un señal para Grecia y para otros países miembros. Si el pueblo griego -responsable, consciente del rol nacional y europeo que juega- vota sí, el mensaje para resto de Estados miembros y más allá de la UE querría decir que Grecia quiere quedarse con los otros países de la eurozona y de la UE", ha señalado Juncker.

Juncker ha acusado al Gobierno de Syiriza y a su primer ministro, Alexis Tsipras, de mentir y de romper de manera unilateral las negociaciones el viernes, cuando anunció la convocatoria del referéndum, y de no decir la verdad a los votantes sobre las propuestas de la troika. En este sentido, Juncker ha manifestado sentirse "traicionado".

Obama habla con Hollande

Mientras tanto, el presidente de EEUU, Barack Obama, habló por teléfono este lunes con el presidente francés, François Hollande, para tratar la crisis de Grecia, y le manifestó su opinión sobre la importancia de que los acreedores internacionales y Atenas sigan en la mesa de negociación.

"Creemos que es importante que todas las partes sigan implicadas en conversaciones constructivas", señaló Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca en su rueda de prensa diaria, al comentar la conversación entre Obama y Hollande de este mañana.

"Es en el interés de todos que se alcance una solución que permita a Grecia volver al crecimiento y la sostenibilidad de la deuda dentro de la eurozona", agregó Earnest, tras la ruptura de las negociaciones el fin de semana pasado entre los acreedores y Grecia, y la convocatoria de un referendo por parte de Atenas para el próximo domingo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine