12 de abril de 2013
12.04.2013
Caja Mediterráneo

Los afectados por las preferentes de CAM dicen que están peor que los chipriotas

Aseguran que la devaluación de los depósitos del Banco de Chipre podría alcanzar el 40%, "mientras que a nuestras cuotas se le da el valor de cero euros", dicen

12.04.2013 | 16:22

Los afectados por los llamados productos "tóxicos" de Caja Mediterráneo (CAM) consideran que su situación de desamparo y de pérdidas económicas es "más grave" que la de los ahorradores del Banco de Chipre.

"Al parecer, la devaluación de los depósitos del Banco de Chipre podría alcanzar el 40%, mientras que a nuestras cuotas participativas se le quiere dar un valor de cero euros", ha afirmado el portavoz de los afectados de CAM, Carlos Pena.

Alrededor de medio centenar de titulares de cuotas participativas de Caja Mediterráneo se han concentrado hoy en Alicante ante la sede operativa de la Generalitat para exigir "responsabilidades" a la administración valenciana.

En opinión de los manifestantes, la Generalitat tenía representación en el Consejo de Administración de CAM cuando se emitieron las cuotas participativas y la seguirá teniendo en la futura Fundación CAM, entidad que sustituirá a la Obra Social CAM.

Pena ha repudiado "la puesta a cero de las cuotas participativas" porque perjudicaría a "miles de personas de avanzada edad" que fueron, según este colectivo, presuntamente estafadas.

Según las cifras aportadas, alrededor del 70 por ciento de los 55.000 ahorradores "víctimas de la CAM" son personas muy mayores, muchas de las cuales "no tiene ahora, en plena crisis económica, ningún ahorro al haber pedido su dinero".

Además, la mayoría de ellas realizaron inversiones por valor de entre 3.000 y 6.000 euros,
"Con los costes que tiene hoy la Justicia, su reclamación por la vía civil valdría más que el dinero que reclaman", ha agregado.

Por ello, la Plataforma CAM, colectivo que agrupa a estos afectados, ha reiterado hoy que con los recursos económicos de la fundación CAM se evitaría que el valor de las cuotas participativas fuera de cero euros.

Pena ha afirmado que la fundación CAM tendría unos 80 millones de euros en tesorería y unos 70 millones de euros en propiedades.

"Nosotros no estamos pidiendo que se vendan las propiedades, sino que se utilice ese dinero líquido" para devolvérselo a los afectados por las cuotas participativas, ha agregado.

El colectivo propone que, con los recursos económicos que tiene la fundación CAM, se devuelva el dinero al valor que fueron compradas las cuotas, ya que éstas "van de los 7.33 euros a 1.30 euros".

La plataforma considera que los afectados fueron presuntamente estafados porque "los balances presentados en el folleto de emisión de las cuotas estaban manipulados y la información sobre la situación de la CAM era irreal y falsa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook