01 de junio de 2012
01.06.2012

El PP insiste en que la amnistía fiscal permite a España colocar mejor su deuda

El PSOE afirma que "ya se sabe" por qué el Gobierno "escondía" unos Presupuestos que plantean "cobrar más a los trabajadores y reducir impuestos a los defraudadores", y que son "inaceptables"

01.04.2012 | 02:00
María Dolores de Cospedal, ayer en la reunión con diversos representantes del PP.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró ayer que, en este momento, "España tiene credibilidad y puede acudir a los mercados financieros y puede conseguir colocar su deuda" en mejores condiciones que el Gobierno anterior y a menor precio, en lugar de "acudir a dinero no declarado para colocar su deuda". De esta forma, defendió la medida del Gobierno de aplicar una amnistía fiscal parcial para hacer aflorar dinero no declarado hasta ahora. Asimismo, negó que la propuesta sea controvertida y consideró que, en todo caso, el debate se ha generado por quienes "quieren perjudicar la imagen del Gobierno".
De Cospedal se reunió con miembros del grupo popular en las comisiones del Congreso y representantes del partido en los parlamentos regionales para analizar los Presupuestos de 2012. La aprobación de los mismos, dijo, "ha sido un acto valiente" que "inspira confianza y credibilidad". En este sentido, apuntó que "España ya es un país fiable y lo será más todavía a finales de 2012", cuando cumpla el objetivo del 5,3 por ciento de déficit y haya puesto en marcha "las bases para la recuperación".
La dirigente manifestó que, si el actual Gobierno está colocando en mejores condiciones la deuda que el anterior, es porque "ha generado confianza" y ha hecho hincapié en diferenciar esa situación del establecimiento de un "gravamen especial" del 10% para las rentas no declaradas. Insistió en el objetivo de que "se pueda inyectar toda la liquidez posible" en la economía, además de atraer "los capitales que no se han declarado y que no estaban en España". También hizo hincapié en que las medidas tributarias para reducir el déficit público aprobadas ayer son de carácter temporal.
En cuanto a los Prespuestos, la secretaria general del PP consideró que son "un acto de responsabilidad" y muestran el "compromiso" del Ejecutivo en "poner freno" al estancamiento de la economía. Añadió que son "responsables" de cara a la situación económica y "coherentes" con el objetivo de consolidación fiscal y el de déficit con los que se ha comprometido España ante sus socios europeos. Sobre esta cuestión, apostilló que, si bien eran objetivos asumidos por el Gobierno anterior, también "es cierto" que, hasta que no ha llegado el PP al Ejecutivo, no eran "un auténtico compromiso".

Rechazo de la oposición
Los partidos de la oposición, en cambio, criticaron con dureza tanto los Presupuestos como la amnistía fiscal. Sobre los primeros, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, comentó que "ya se sabe por qué los escondían", asegurando que el motivo era precisamente esa amnistía. Para Rubalcaba, es un proyecto que "consiste en cobrar más a los trabajadores" y reducir impuestos "a los defraudadores". Por ello, dijo, son "unos presupuestos inaceptables, que proponen subir la luz, el gas, los impuestos, recortar en educación, en dependencia, en investigación, en inversiones sociales", mientras que "bajan mucho los impuestos a quienes defraudan a Hacienda".
Por su parte, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, describió los Presupuestos como los del "sufrimiento" y del paro para la inmensa mayoría de los ciudadanos, mientras que para una minoría las cuentas públicas de 2012 son un "regalo fiscal". Lara denunció que las cuentas públicas "tocan" el gasto social y presentan, además, una amnistía fiscal "oculta" a los defraudadores "de cuello blanco". Lamentó que al trabajador se le "castiga" cuando se descuida en el pago de impuestos, "y al defraudador se le premia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook