29 de diciembre de 2011
29.12.2011
Información

Las hipotecas sobre viviendas ahondan en su crisis al caer más de un 54% en Alicante

La provincia sólo registró 878 préstamos para adquirir una casa en octubre, frente a los 1.950 de doce meses antes y los 6.260 del mismo mes de 2006

29.12.2011 | 01:00
Un joven mira las ofertas de una inmobiliaria.

"No hay demanda, no suena el teléfono porque no hay movimiento en el mercado inmobiliario alicantino debido a que el paro sigue al alza y hay mucha incertidumbre acerca del futuro. El mercado está triste, incluso los que tienen poder adquisitivo para invertir en una vivienda no lo hacen". Esta es la "foto-fija" que realizaba Marife Esteso, presidenta de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) de Alicante, sobre la situación del sector en la provincia y que explica la drástica caída que viene sufriendo desde hace varios meses el mercado hipotecario.
El pasado mes de octubre la constitución de préstamos para la adquisición de una vivienda se desplomó al caer más de un 54%, por encima de la media nacional, que bajó un 43% y del promedio autonómico, que descendió un 50%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados ayer.
En el décimo mes del año sólo se firmaron en la provincia 878 hipotecas para viviendas, frente a las 1.950 de octubre de 2010 y el capital invertido pasa de los 168,9 millones a los 73,4 (-56,5). Esto significa que el importe medio también se ha reducido. Si hace un año un alicantino adquiría una casa con un precio medio de 86.650 euros, ahora lo hace por 83.700, lo que representa un descenso del 3,4%. Y pese a ello, "la gente no compra porque hay mucho miedo sobre cómo va a evolucionar la economía", subrayaba Marife Esteso, para quien "mientras el Gobierno no tome medidas", la situación no variará. Además de que "las que se tomen, no van a cambiar el panorama de forma inmediata", advertía.

Preocupación
Las menos de mil hipotecas firmadas hace dos meses "no es un hecho que nos sorprenda porque sabemos que todavía no hemos tocado fondo, pero sí nos preocupa", admitía Esteso. La inquietud no sólo está justificada en la atonía del mercado, sino en que tampoco se contemplan expectativas de mejoría, unos factores que de persistir durante mucho tiempo colocarían al sector en una "situación catastrófica", pronostica la presidenta de los API. De hecho, sólo hay que comparar los 878 créditos suscritos en octubre para comprar una vivienda con los más de 6.200 registrados en el mismo mes de 2006, cuando aún se vivía en la alegría del "boom" inmobiliario o con los 4.838 de octubre de 2007, cuando ya comenzaba a detectarse que el sector se encaminaba hacia una etapa de ajuste.
La actividad promotora y de la construcción todavía se encuentra instalada en esa fase y no hay indicios que permitan atisbar signos de recuperación a corto plazo. Esteso coincide en su previsión con otros analistas nacionales de que el ladrillo no se recuperará antes de 2015. Y mientras el mercado se encuentra paralizado, el stock de vivienda aumenta. Incluso, el que tienen las entidades financieras como consecuencia de los impagos "porque cada día hay más embargos", añadía Esteso.

Restricción del crédito
La presidenta provincial de los Api insiste en que los bancos mantienen su política de restringir la concesión de créditos y que, al mismo tiempo, también ellos están sufriendo la situación de "tristeza del mercado". Según los API, las entidades financieras tampoco pueden vender todo los inmuebles con los que se han tenido que quedar por el impago de los préstamos.
Y, a nivel general, tampoco se compran como antes las viviendas de precios elevados. "Aunque en este nicho de mercado hay compradores potenciales para adquirirlas, no lo hacen por lo incierto de la situación. No saben qué hacer y no compran, a pesar de que ahora sería una buena ocasión para invertir", advertía Esteso.
Por otra parte, en el balance mensual de octubre también se refleja un descenso del 5,5% en la refinanciación de hipotecas, al pasar de los 1.428 cambios registrados en octubre de 2010 a los 1.349 del mismo mes de este año.
La caída ha sido mayor en el caso de las cancelaciones de prestamos. De las 1.680 de hace doce meses se ha bajado a las 1.350, lo que representa una disminución del 19,6%.

Dieciocho meses de desplome a nivel nacional
El número de hipotecas constituidas sobre viviendas cayó un 43,6% en octubre en relación a igual mes de 2010, hasta situarse en 22.193, la cifra más baja de toda la serie histórica, iniciada en 2003, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este descenso interanual, las viviendas hipotecadas acumulan 18 meses de caídas. En los diez primeros meses de 2011, las viviendas hipotecadas se redujeron un 26,5% respecto al mismo periodo de 2010. El importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas alcanzó en octubre los 106.140 euros, un 5,1% menos que en igual mes de 2010, mientras que el capital prestado bajó un 46,5% en tasa interanual, hasta los 2.355 millones de euros. En octubre se constituyeron 39.199 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de éstas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un retroceso del 36,9%. E.P.madrid

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook