27 de noviembre de 2011
27.11.2011

El bróker que indignó al mundo

El financiero Alessio Rastani se vanagloria en la BBC de "soñar" con la crisis para ganar más dinero

28.09.2011 | 02:00

Una confesión de unos minutos en la BBC ha conseguido encumbrar a Alessio Rastani, un bróker hasta ahora desconocido, independiente -del que la misma BBC ha llegado a hacer averiguaciones, por si acaso-, que no se sabe bien si pretendía la notoriedad para dar nuevos aires a su negocio o si por el contrario ha tenido un acceso de sinceridad y se ha atrevido a decir, ante millones de personas, lo que muchos piensan y lo que él desea.
Lo que muchos piensan: "No es el momento de confiar en que los gobiernos van a arreglar las cosas. No gobiernan el mundo. Goldman Sachs gobierna el mundo".
Y lo que Rastani desea: "Yo soy un operador financiero, a mí no me preocupa la crisis. Si veo una oportunidad para hacer dinero, voy a por ella. Así que, para la mayoría de los brókeres, no se trata de eso. Nosotros no nos preocupamos de cómo arreglar la economía, o de cómo vamos a arreglar esta situación. Nuestro trabajo es hacer dinero de esto y yo, personalmente, je estado soñando con este momento los tres últimos años. Tengo que confesarlo, yo me voy a la cama cada noche soñando con otra recesión, con otro momento como éste".
Y por supuesto, explicó con argumentos las razones de este sueño: "Hay mucha gente que no lo recuerda, pero la depresión de los años treinta no fue solamente el "crash" de los mercados. Había gente preparada para hacer dinero con ese derrumbe. Y yo creo que eso lo puede hacer cualquiera, no solamente una élite".
Un retrato crudo y claro, de parte, por supuesto, de la otra cara de la crisis económica. Y la constatación del concepto perverso de los mercados, de esos entes que atacan la deuda de los países y ponen las economías nacionales y la global contra las cuerdas. Pero en esta ocasión contado desde dentro, por uno de sus componentes.
Las reacciones no se hicieron esperar y el hasta entonces anónimo bróker pasó a ser la estrella de televisiones, radios y por supuesto, internet. Hasta la vicepresidenta económica española, Elena Salgado, y el presidente del Banco de Santander, Emilio Botín, se refirieron a él. En un tono poco cordial, lógicamente. Para la primera, el bróker es un "inmoral" y un "loco". "Debemos reducir el daño que pueden producir estos inversores" con "unas reglas ciertas", sentenció. Botín, por su parte, consideró "un disparate" desear una nueva recesión para obtener ganancias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine