24 de noviembre de 2011
24.11.2011

Primera suspensión del pago de intereses

La entidad deja sin remunerar unas obligaciones de 1988 y no aclara si abonará el cupón de las preferentes de 2009

24.09.2011 | 02:00

Caja Mediterráneo ha decidido suspender el abono semestral de intereses de las obligaciones subordinadas que emitió en septiembre de 1988 y que debía ingresar a los inversores el próximo domingo 25 de septiembre, según comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El motivo es que el pago de esta remuneración estaba ligada a la obtención de beneficios por parte de la entidad en el semestre precedente, en el que la caja declaró unas pérdidas de 1.136 millones de euros.
Es la primera vez que la entidad deja de atender el abono de intereses como consecuencia de la mala situación que atraviesa. No obstante, los inversores podrían recuperar hasta un tercio de estos intereses no pagados cuando la caja vuelva a registrar ganancias, según la nota remitida a la CNMV. Fuentes de la CAM aseguraron que los afectados por esta decisión serán pocos ya que el importe total de las obligaciones emitidas fue de sólo 18 millones de euros y una gran parte de ellas se ha ido amortizando a lo largo de estos 23 años.
Sin embargo, las citadas fuentes no supieron concretar qué ocurrirá con el abono del cupón de las participaciones preferentes que la entidad colocó en el mercado en el año 2009 y que también debe pagar la próxima semana, en concreto el jueves 29. En este caso los afectados serían muchos más ya que se emitieron 850 millones de euros.
En teoría, de acuerdo con el folleto de emisión, la CAM debería pagar este cupón porque está vinculado a los beneficios del ejercicio anterior, cuando la entidad sí declaró ganancias ya que todo el deterioro de su cartera crediticia lo cargó contra reservas. En agosto los nuevos administradores de la caja nombrados por el FROB optaron por abonar estos intereses.
Sin embargo, el folleto de las preferentes también contempla otra serie de motivos por los que se podría suspender el pago, como la insuficiencia de recursos propios para cumplir con los mínimos que establece la normativa.
La CAM emitió participaciones preferentes en los años 2001, 2002, 2005 y 2009 por un importe total de 1.400 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook