19 de noviembre de 2011
19.11.2011

La morosidad en los créditos roza el 7% y alcanza su máximo desde 1995

Los impagos llegan al 17,7% en el caso de los préstamos concedidos a promotores, según el Banco de España

20.09.2011 | 02:00

La morosidad de los créditos concedidos por el sistema financiero a particulares y empresas se situó en julio en el 6,93%, a tan sólo siete centésimas del 7%. Esto supone un aumento tanto respecto al nivel de julio de hace un año (5,47%), como respecto al registrado el pasado mes de junio (6,41%), y representa la cota más alta registrada desde febrero de 1995, según datos del Banco de España.
Los créditos morosos totales del sector financiero se situaron en julio en 124.717 millones de euros, lo que significa 24.717 millones por encima de la barrera psicológica de los 100.000 millones que se superó en mayo de 2010.
De esta cifra, una parte muy significativa corresponde a los impagos de promotores y constructores, que suman 54.889 millones, lo que supone el 17,7% de todos los préstamos concedidos por las entidades al sector. La morosidad en el sector del ladrillo se ha disparado 6,5 puntos en el último año.
Por el contrario, la tasa de impago en las hipotecas de particulares sigue siendo muy baja, del 2,4%, incluso inferior a la que se registraba hace un año, que era del 2,5%, según los datos del supervisor financiero. No obstante, la morosidad en los créditos para la compra de vivienda era tradicionalmente inferior al 1%.

Menos financiación
El saldo vivo de los préstamos concedidos sumó en julio los 1,797 billones de euros, lo que arroja un descenso del 1% en relación al mes precedente y una bajada del 1,9% en los últimos doce meses. La morosidad de las entidades de depósito, que incluyen en el cálculo a bancos, cajas y cooperativas de crédito, se situó en julio en la cota del 6,93%, lo que significa un incremento de 0,26 puntos respecto a junio.
Por su parte, los establecimientos financieros, que no pueden captar depósitos, registraron una tasa de impago del 9%, el mismo nivel del mes precedente, con préstamos de 3.577 millones de dudoso cobro sobre un total de 39.766 millones en créditos.
Para hacer frente a esta creciente morosidad, el sector financiero estableció sus provisiones en un total de 72.110 millones de euros, colchón que ha engordado en 489 millones en un mes y en 11.274 millones en un año. La mayor parte de estas reservas para hacer frente a pérdidas (68.896 millones de euros) corresponde a las entidades de depósito, según los datos del instituto emisor español.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook