16 de noviembre de 2011
16.11.2011

Bankia elige a un gestor sanitario de Madrid para venderle Ribera Salud

Capio Sanidad tiene un mes para negociar en exclusiva la compra de la cuarta empresa valenciana por una oferta inicial de 110 millones de euros

16.11.2011 | 01:00

Los órganos de dirección de Bankia han otorgado al grupo de empresas Capio el derecho exclusivo de negociar durante un mes la compra de la firma valenciana Ribera Salud, concesionaria de la gestión de los hospitales de Alzira, Dénia, Torrevieja, Manises, Elx y Torrejón y San Sebastián de los Reyes (Madrid), que es propiedad, al 50%, de la citada Bankia y la CAM. Esta autorización implicaría el descarte de otras dos sociedades que optaban a la compra de la firma sanitaria valenciana: el fondo de inversión Mercapital y el fondo de capital riesgo Atitlán, tras el que está el presidente de Mercadona, Juan Roig.
Fuentes conocedoras de la negociación han informado a este periódico que la concesión de la exclusiva negociadora a Capio Sanidad, que gestiona más de 25 centros sanitarios privados y públicos en Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha y Barcelona, representa un paso decisivo hacia la pérdida de control valenciano de la cuarta empresa de la Comunidad por la facturación de sus hospitales, Ribera Salud, con unos 1.000 millones anuales, una firma que sólo tiene por delante a Mercadona, Consum y la planta de BP Oil en Castellón.
Las mismas fuentes indicaron que la oferta presentada por Capio para Ribera Salud, de unos 110 millones, no es la más elevada, ya que Mercapital ofrecía unos 120 millones. La puja de Atitlán, que llegó a alcanzar en los últimos dos años hasta 140 millones por la empresa sanitaria valenciana, estaba ahora en unos 100 millones, al parecer ajustada a la baja por los problemas de gestión y pagos de la Generalitat, que es el cliente único de Ribera Salud en la Comunidad a través de la gestión de los hospitales. En los últimos meses, Bankia (antes Bancaja) que negocia en nombre de las dos entidades propietarias, había recibido también ofertas de otras sociedades, como Vista Capital, vinculada al Banco de Santander, o Almirall, una conocida empresa farmacéutica. En medios empresariales consultados, la elección de Capio para la compra de Ribera Salud ha caído como un jarro de agua fría. "Después de la pérdida de las dos cajas de ahorros y la situación actual del Banco de Valencia, la salida de Ribera Salud del ámbito empresarial valenciano sería un palo demoledor", señala uno de los agentes consultados. En los mismos medios se afirma con contundencia que la razón principal de la elección de una empresa no valenciana para la compra está "en la marcha a Madrid del poder de decisión de Bankia. Eso está claro como el agua", aseguran quienes subrayan las buenas relaciones políticas entre el presidente de Bankia, Rodrigo Rato, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, uno de cuyos exconsejeros de Sanidad, Manuel Lamela, tiene vínculos con Capio.
Ribera Salud nació hace doce años como concesionaria privada del hospital de Alzira, perteneciente a la red sanitaria pública. La experiencia con este modelo de gestión fue pionera en España y rápidamente suscitó el interés de otras comunidades autónomas y otros países. La elegida por Bankia, Capio Sanidad, tiene como presidente a Víctor Madera, con residencia en Londres, y la mitad de su capital procede de CVC, un fondo de capital riesgo de Suecia que compró la firma española, Capio España en 2011.

CAM y Bankia ceden
el control para no aportar más capital

La precipitación del cambio accionarial en Ribera Salud se produce tras la negativa de CAM y Bankia a seguir aportando más capital a Ribera Salud tal como estaba previsto en la reciente junta general extraordinaria de accionistas, donde quedó en el aire la concesión de un préstamo o ampliar el capital social de la firma valenciana gestora de hospitales. Ribera Salud necesita una urgente inyección financiera para pagar parte de la construcción del centro de Torrejón de Ardoz, inaugurado en septiembre. Además, Ribera Salud necesita financiar sus proyectos de expansión dentro y fuera de la Comunidad. Los planes de Ribera Salud incluían inicialmente la ampliación de capital para dar entrada a un socio externo que controlaría alrededor de un tercio de las acciones de la compañía. Sin embargo, con la CAM intervenida por el Banco de España, y con la integración entre Bancaja y Caja Madrid para crear Bankia, el horizonte de Ribera Salud pasa casi con toda probabilidad por la cesión del 100 % de su accionariado. J.L.Z.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook