30 de septiembre de 2011
30.09.2011
Euríbor

El euríbor vuelve a encarecer las hipotecas en septiembre

Las que se firmaron hace un año y se revisen en octubre subirán 552 al año al cerrar septiembre en el 2,067%

30.09.2011 | 20:03

El euríbor a doce meses cerró este jueves septiembre con una tasa mensual del 2,067 %, por debajo del 2,097 % de agosto, pese a lo cual las hipotecas contratadas hace un año que se revisen en octubre, a las que se aplica la tasa del mes anterior, se encarecerán en 46 euros al mes o 552 al año.

Así, para una hipoteca media de 150.000 euros con un plazo de amortización de 25 años suscrita en septiembre de 2010, cuando el euríbor era del 1,420 %, la cuota pasará de 594 a 640 euros, en la que será la decimotercera subida consecutiva de los préstamos hipotecarios.

El euríbor, que suele subir o bajar en función de las subidas o bajadas de tipos que aprueba el Banco Central Europeo (BCE), ha oscilado a lo largo del mes de septiembre entre un máximo intradía del 2,089 % que alcanzó el día 1 y un mínimo diario del 2,051 %, el día 12.

La tasa diaria del euríbor se situó hoy en el 2,084 %.

La caída registrada en este mes de septiembre por el euríbor respecto al mes anterior es la tercera anual, después de la de junio y agosto.

Y es que el indicador subió en enero (al 1,550 %), en febrero (1,714 %), en marzo (1,924 %), en abril (2,086 %), en mayo (2,147 %) y en julio (2,183 %).

El euríbor, que evoluciona de forma paralela a las subidas o bajadas de tipos en la zona del euro que decide el BCE, podría mantener esta tendencia a la baja que ha registrado en septiembre hasta final de año.

Durante este año, el BCE ha aprobado dos subidas de tipos, ambas de un cuarto de punto, la primera de ellas en abril y la segunda en julio.

En primavera, el BCE situó la tasa en el 1,25 %, en la que era la primera subida en cerca de tres años, y dejó entonces abierta la opción de nuevas subidas durante el año, en caso de que fueran necesarias para frenar la inflación.

Lo mismo ocurrió en julio, cuando el organismo situó los tipos en el 1,5 % y volvió a amenazar con nuevas subidas.

Las tensiones en los mercados de deuda soberana de la zona del euro y el peligro de que Europa entre en recesión relajaban a lo largo del mes de septiembre el mandato contra la inflación del BCE.

Así, al término de la última reunión del Consejo de Gobierno de la entidad, celebrada a comienzos de septiembre, el presidente Jean-Claude Trichet anunciaba su intención de interrumpir el ciclo de subidas de los tipos de interés ante la "elevada incertidumbre" que hay sobre la economía de la zona del euro.

Más precisas aún eran las declaraciones del gobernador del Banco Central de Luxemburgo y miembro del Consejo de Gobierno del BCE, Yves Mersch, que insinuó a comienzos de esta semana que el organismo contempla la posibilidad de una bajada de los tipos de interés en caso de que se ralentice más la economía de la zona del euro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook