28 de septiembre de 2011
28.09.2011

Los gestores del FROB refuerzan el control sobre las oficinas de la CAM

Los nuevos administradores de la entidad exigen informes diarios sobre las ventas y los depósitos

28.09.2011 | 02:00
Clientes en una oficina de la CAM de Alicante.

El saneamiento de la CAM no pasa únicamente por aflorar el mayor número de pérdidas posibles antes de su adjudicación, los nuevos gestores también quieren dejar el negocio en las mejores condiciones para hacerlo atractivo de cara a los futuros compradores. Por eso los administradores designados por el FROB han reforzado los controles sobre la red de sucursales y están presionando para mejorar las ventas de productos e incluso captar nuevos fondos que contrarresten la fuga de depósitos que se ha registrado en los últimos meses.
Así, entre las medidas puestas en marcha por Juan Antonio Iturriaga, Tomás González y el auditor Benicio Herranz está la exigencia de informes diarios a todos los directores de oficina sobre la evolución de la contratación de seguros, fondos, créditos y también sobre la marcha de los depósitos de clientes que antes sólo se pedían a determinadas sucursales. El objetivo es controlar de cerca la marcha de la actividad para tomar medidas que, como mínimo, eviten un mayor deterioro del balance, sobre todo teniendo en cuenta que el Estado se hará cargo de la mayoría de las pérdidas.
En este sentido, uno de los aspectos sobre los que se está haciendo mayor hincapié es en la captación de depósitos que alivien algo la falta de liquidez que sufre la entidad y que sólo se atenúa gracias a la línea de crédito de 3.000 millones que le otorgó el Banco de España tras la intervención del pasado mes de julio, según explican los propios trabajadores de la CAM. Así, a pesar de su delicada situación, la caja ha lanzado al mercado un depósito que ofrece un interés semestral que llega hasta el 5% para competir con las ofertas del resto de entidades, tal y como avanzó INFORMACIÓN la semana pasada.
La venta de seguros, a través de la alianza que mantiene con Caser, también se está potenciando a través de diversas campañas ya que se considera una de las actividades que mejor rentabilidad ofrecen en estos momentos.
Los propios gestores han transmitido a la plantilla que, cuanto mejores sean los resultados conseguidos hasta la adjudicación, menores serán los ajustes que deba realizar el futuro comprador de la caja. De momento, la CAM ha declarado unas pérdidas de 1.136 millones de euros en el primer semestre y una tasa de morosidad del 19,5%.

Inversores descontentos
Por otra parte, la CAM comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que finalmente abonará el cupón trimestral de los 850 millones de euros en participaciones preferentes que comercializó en 2009. Entre los inversores había serias dudas de que la entidad fuera a pagar estos intereses debido a su difícil situación financiera, unas dudas que se incrementaron cuando se dejó sin retribuir una emisión de obligaciones subordinadas. De hecho los propios responsables de la caja no pudieron confirmar hasta ayer mismo cuál iba a ser su decisión.
La diferencia entre una emisión y otra es que las obligaciones subordinadas están referenciadas a los resultados de la entidad en el semestre precedente, en el que se registraron pérdidas, mientras que las preferentes dependen de las cuentas del año anterior, 2010, en el que se declararon ganancias. No obstante, el propio folleto de lanzamiento de las preferentes ya establecía algunas excepciones en el pago de intereses, como un defecto de recursos propios, que no se han querido aplicar.
Al respecto, en el ánimo de los administradores también habrá pesado las quejas que los sindicatos de la entidad transmitieron a los responsables de recursos humanos ante el aumento de las protestas de clientes que se está produciendo. Durante una reunión celebrada el pasado lunes, los portavoces de la plantilla alertaron de la situación cada vez más tensa y de las agresiones verbales que se están sucediendo en las oficinas por parte de pequeños inversores que se han visto perjudicados por la decisión del FROB de no recomprar las cuotas participativas. También están llegando numerosas quejas por parte poseedores de participaciones preferentes que quieren vender sus títulos para recuperar sus ahorros y no pueden por falta de demanda. Una negativa a abonar los intereses habría encendido aún más los ánimos.
Por otro lado, los sindicatos Sicam, UGT, Alta, CC OO y Vietnamita han convocado esta tarde una concentración ante la delegación del Banco de España de Valencia, dentro de las movilizaciones que protagonizan para conseguir que el supervisor financiero incluya garantías para el empleo y la Obra Social en el libro de venta de la CAM.

cambio de sistema
Un error informático obliga a revisar los archivos de miles de hipotecas
Por si no tuvieran suficiente con la situación por la que atraviesa la entidad y las presiones para mejorar los resultados, ahora los trabajadores de la CAM se ha encontrado con una tarea adicional: tienen que volver a grabar los datos de miles de hipotecas que se perdieron cuando la entidad cambio su sistema informático el año pasado. En concreto, los responsables de la entidad se han dado cuenta de que en los ficheros digitalizados de muchos créditos aparece vacío el apartado de las garantías con las que se avala el préstamo. Aunque el incidente no tiene mayor trascendencia de cara a la contabilidad de la caja o a la gestión de esos créditos, ya que toda la información está en los archivos físicos, según las fuentes consultadas, supone una notable carga de trabajo adicional en las oficinas en un momento en el que la presión ya era mayor de lo normal. D.N. ALICANTE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine