04 de septiembre de 2011
04.09.2011

Los jóvenes autónomos son los más resistentes a los efectos de la crisis

04.09.2011 | 02:00

El temor al fracaso laboral y personal no consigue frenar inquietues y los jóvenes siguen apostando por un futuro moteado de fuerza y perseverancia. La tasa de jóvenes autónomos afiliados a la Seguridad Social en Alicante disminuyó en 2010 un 1,02% respecto al ejercicio anterior, según un informe elaborado por UGT en l'Alacantí. En concreto, este informe cifró en 8.838 los autónomos afiliados. Teniendo en cuenta el acusado descenso que se produjo entre el total de los adscritos -un 8,83%, es decir, 8.979 menos que en 2009-, el caso de los jóvenes autónomos es una "bajada muy leve, casi imperceptible", según Rafael Pardo, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en la Comunidad.
La crisis sigue causando estragos en el mercado laboral y los jóvenes, según el informe de UGT, optan por su propia iniciativa para crear sus empresas. Entre otros aspectos, cuentan en su mayoría con la ventaja de no tener cargas familiares ni de vivienda, lo que repercute en menos gastos que afrontar. Cada vez son más los que "ante las dificultades para trabajar por cuenta ajena, eligen esta alternativa", según Pardo. "Además, cuentan con ese factor de motivación que les da la edad y, a pesar de que tienen menos experiencia y liquidez, el arrojo es un aliciente". El grueso de jóvenes emprendedores se concentró, el primer trimestre de 2011, en las edades comprendidas entre los 25 y los 39 años, con un total de 20.627. Sin embargo, esta evolución favorable tiene su cruz, y es que las dificultades del mercado laboral alicantino provocan un alto nivel de precariedad. Así lo afirma Salvador Roig, portavoz de CC OO en Alicante, quien además alerta de "la figura del falso autónomo, es decir, un trabajador dependiente de una mercantil que figura como autónomo, de manera que la empresa se ahorra los costes de la Seguridad Social".
En cuanto a los sectores más atractivos para estos jóvenes emprendedores, destacan la informática, el diseño, las consultorías y los transportes de mercancías. Empleos como el de creador de páginas webs son focos receptores de jóvenes autónomos, gracias al dominio de nuevas tecnologías y programas informáticos. "La preparación que tienen en estos ámbitos les permiten encontrar salidas laborales muy interesantes", afirma Roig.
Ha sido determinante el número de altas en el ámbito femenino. En concreto, el número de autónomas en Alicante asciende a 23.436, mientras que el de varones es de 45.497. Según Javier Pastor, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) en la Comunidad, esto ocurre porque "afiliarse a autónomos es una salida a la situación personal y profesional que viven estos jóvenes". Sin embargo, advierte, "las ayudas del Gobierno no llegan donde tienen que llegar". Por ello, cree que "debería ser una prioridad conseguir que los créditos fluyan".

Estudiantes con fuerza e inquietudes
La empresa Luqentia se creó en el año 2007, de la mano de cuatro socios que entonces tenían 26 años y "con capacidad para competir en el mercado", según Gerardo Salvador, uno de los fundadores. En el momento de la constitución de la sociedad, cada uno aportó la cantidad establecida de sus fondos personales y, sobre todo, familiares. "El acceso a ayudas sólo era posible una vez conformada la empresa, y los bancos nos exigían un aval, así que optamos directamente por contar con la ayuda de nuestras familias", explica Gerardo. A sus 30 años, considera que "el miedo a fracasar es lo que hace que los jóvenes no se muevan, a pesar de que el fracaso sólo debería entenderse como una etapa más". En cuanto a las trabas más férreas que encontraron en los primeros pasos, cree que "el desconocimiento del sistema burocrático y la escasez de ayudas al capital de riesgo" fueron las más difíciles de superar. Pese a ello, Luqentia consiguió en 2008 dos reconocimientos importantes: a Cátedra Bancaja-UMH al mejor currículum en creación de empresas y el premio 5 estrellas concedido anualmente a empresas de mérito por la Universidad Miguel Hernández. A día de hoy, siguen apostando por la eficiencia en energías renovables. m. s.alicante

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook