31 de agosto de 2011
31.08.2011

El nuevo organigrama  de CAM queda conformado  por alicantinos

Los interventores reducen áreas de cara a lograr más operatividad y sitúan a Francisco Martínez al frente de la estructura directiva

31.08.2011 | 02:00

El nuevo organigrama diseñado por los administradores del FROB para CAM está compuesto íntegramente por hombres de la caja y alicantinos. Los interventores -nuevos gestores de la entidad tras la nacionalización el 22 de julio- han situado al frente de la nueva estructura directiva y dependiendo directamente de ellos a Francisco José Martínez García, que, procendente del departamento de Gestión Financiera y Participaciones de Caja Mediterráneo, se convierte en el hombre fuerte del nuevo equipo directivo, ya que pasa a dirigir el gran área de Gestión de Activos de Banco CAM. Con la reforma, que conlleva una reducción en el número de departamentos en relación a la estructura de hace años, los interventores pretenden ganar operatividad en la gestión.
Esta remodelación se produce, tras la destitución de la que era directora general de la CAM, María Dolores Amorós, a la que los interventores suspendieron de empleo, pero no de sueldo, apenas dos semanas después de la nacionalización. En este contexto se reforma el organigrama por parte de los administradores, que tienen el mandato del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) de sanear la entidad, recapitalizarla y prepararla para ponerla a la venta mediante un proceso de subasta, que debería iniciarse durante el próximo mes.
Además de la destitución de Amorós, el anterior comité de dirección se había visto muy mermado, ya que parte del equipo de la exdirectora general -heredero del de su antecesor, Roberto López- salió de la entidad en las primeras tandas de prejubilaciones acordadas. En la de finales de junio se fue el propio Roberto López -con una indemnización de 3,8 millones, según distintas fuentes financieras-. Y entre ésta y la siguiente, de finales de julio, salieron como prejubilados otros altos directivos.
Del área que comandará Francisco José Martínez depende el de Gestión Financiera, que dirigirá Juan Luis Sabater; el de Participadas, que llevará Alfonso Rodríguez Rabadán; el de Recuperaciones y el de Inmobiliaria, que dirigirán Antonio Gisbert y Javier García del Río, respectivamente. Gisbert tendrá que dirigir un área directamente relacionada con uno de los mayores problemas de la entidad como es el de la morosidad, ya que CAM tiene una tasa muy elevada (8,7% en 2010), muy por encima del sector. Javier García, por su parte, repite en el departamento de Inmobiliaria.

Diez áreas
Además, la reestructuración se completa con diez áreas más, que también dependen directamente de los administradores. Al frente de Comunicación Corporativa está Carlos Moyano, que fue uno de los primeros nombramientos de los interventores tras la toma de control de la caja. El de Banca Corporativa lo coordinará Ignacio Cubillo; el de Banca Comercial, Carlos Núñez y el de Desarrollo de Negocio y Márketing, Francisco Galiano. Por su parte, Bernado Chulià, que antes estaba al frente de Recursos Humanos -un área que desaparece- pasa a dirigir el de Medios y José Pina, otro de los miembros del anterior comité de dirección, se ocupará ahora del departamento Financiero.
María Dolores Amorós situó a Pina en la dirección de Desarrollo Corporativo en la reforma del organigrama que hizo en abril pasado, tras fracasar la fusión con Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria. Pina había formado parte, junto a Roberto López, del equipo que puso en marcha la ya extinta alianza.
Por otra parte, en el departamento de Gestión de Riesgos se coloca Manuel Lerma; en el de Asuntos Judiciales, Nicolás Muñoz, en el de Auditoría y Control, a Teófilo Sogorb y en el de Órganos de Gobierno, a la única mujer del organigrama, Carmen Fernández García.
Por otra parte, la estructura de Caja Mediterráneo queda reducida al área de Obra Social, que dirige Carlos Moyano, y al de Auditoría y Control, que también controla Teófilo Sogorb, al igual que en Banco CAM. Los dos departamentos dependen, asimismo, de la junta de administradores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook