01 de agosto de 2011
01.08.2011
Juan Verde. Subsecretario de Estado de Comercio de EE UU.

"Es inconcebible la recuperación sin una Europa fuerte"

Nacido en Telde (Gran Canaria) en 1971, Juan Verde Suárez es el único español en la administración Obama

01.08.2011 | 02:00
Juan Verde Suárez, hombre de confianza de Obama.

Desde el pasado sábado, yerno del empresario ourensano Adolfo Domínguez. Ha trabajado en catorce campañas electorales para el Partido Demócrata y dirigió en España el proyecto contra el cambio climático de Al Gore antes de asumir la subsecretaría de Estado de Comercio de EE UU.
El único español entre los hombres de confianza de Barack Obama fue un adolescente "típico" que a los 15 años viajó a Estados Unidos para pasar un verano con una familia y aprender inglés. El verano "se convirtió en una vida" y solo una mujer ha sido capaz de abstraerlo de su trabajo. "La vida personal no ha sido mi prioridad en el pasado", reconoce Juan Verde, que por primera vez se enfrenta a decisiones que afectan a su "equilibrio personal".
El sábado contrajo matrimonio en el Pazo de Oca (A Estrada) con Tiziana Domínguez, la menor de las tres hijas del empresario ourensano Adolfo Domínguez. La conoció en Washington cuando ella participó como voluntaria en la campaña electoral de Obama para las presidenciales. A la boda asistieron 150 invitados, entre ellos tres viceministros, varios secretarios de Estado y asesores de Obama.
Es inevitable preguntarle por la posible suspensión de pago en Estados Unidos. ¿Habrá pacto entre demócratas y republicanos
Desde luego, es un momento difícil y preocupante por lo que puede significar. Una situación de esa índole no sería buena para EE UU ni para el mundo y podría tener un efecto encadenante de crisis mundial. Esa es la mala noticia. La buena es que confío en que habrá acuerdo. Me resisto a pensar que más allá de las diferencias ideológicas, los republicanos no estén dispuestos a poner el bien del país y de la sociedad americana por delante. Creo que al final va a imperar el sentido común.
¿Qué repercusión tendrá para Europa
Si termina bien el efecto es positivo porque aportará mayor estabilidad económica. Ante la incertidumbre de Grecia y otros mercados europeos como España o Italia, lo que buscan los inversores y la comunidad internacional es la estabilidad.
¿Qué ocurrirá si Obama no logra evitar la quiebra
No sabemos lo que puede pasar. He ahí el problema, que no sabemos cómo van a reaccionar los mercados. Las perspectivas no son nada positivas en un momento en el que se necesita estabilidad, tranquilidad y una apuesta clara por un camino de salida a la crisis. Lo preocupante es que en EE UU llevamos 16 meses de crecimiento positivo, a pesar de que las cifras de generación de empleo no han sido las esperadas.
¿En qué grado se resentirá la popularidad, ya tocada, de Obama
Creo en la sabiduría del pueblo y de los votantes. Obama ha demostrado que está dispuesto a ser flexible, a sentarse en la mesa y a considerar todas las opciones, incluso aquellas creencias que están muy arraigadas al Partido Demócrata como proteger al más débil. Está dispuesto a negociar. Pero el Partido Republicano no quiere ceder ni una pulgada y eso puede pasarles factura como cuando se paralizó el gobierno por su intransigencia en 2004, y en 2006 perdieron.
¿Qué papel juega Europa en la salida de la crisis
Existen unos vínculos muy fuertes entre EE UU y Europa y de EE UU con España. Conjuntamente representamos el 52% del PIB mundial. Es inconcebible pensar en una recuperación económica a ambos lados del Atlántico sin una Europa fuerte, y sin unos EE UU fuertes. Nos necesitamos y nos interesa mucho que nuestras economías estén estables para la recuperación.
¿Y qué puede aportar España en esa interrelación
Es sorprendente y alentador, que EE UU sea el mayor inversor extranjero en España y que España se esté convirtiendo en uno de los grandes inversores en EE UU, de hecho es el de mayor crecimiento (triplicó su inversión en 4 años), y el mayor inversor extranjero en renovables. Hay empresas muy potentes con know how y conocimiento del mercado internacional que no estaban en EE UU pero que ahora están liderando en ciertos sectores.
En otras ocasiones ha dicho que las pymes españolas deben ir a EE UU. Parece ciencia ficción.
Yo diría que no, que es un mito. Y le diría a cualquier empresario ¿acaso no era un mito Latinoamérica hace 15 años Ahora las pymes españolas se mueven por allí sin problema. Si analizas por qué le ha ido bien en EE UU a empresas como a Abengoa, Iberdrola, Gamesa, o Blusens o Pescanova, ves que han encontrado un mercado muy maduro, el más competitivo del mundo y el más difícil de penetrar. Pero les ha ido bien porque han logrado aportar un conocimiento que no había en biotecnología, eficiencia energética, nuevas tecnologías verdes, la alta velocidad en España... No es un tema de si deberían salir, es que tienen que salir, es de necesidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook