27 de mayo de 2011
27.05.2011

Sarkozy defiende que un europeo dirija el FMI por la crisis monetaria

Obama buscará hoy apoyos a su plan para fomentar la transición en los países árabes

27.05.2011 | 02:00
Nicolas Sarkozy, ayer.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, defendió ayer la candidatura al FMI de Christine Lagarde, una mujer "previsible, de gran calidad y cuyos riesgos son controlables", además de que la actualidad monetaria está ahora más del lado de los europeos que de los emergentes. Tras la primera jornada del G8, que se celebra en la localidad de Deauville (Francia), Sarkozy opinó que "sería adecuado que el director del Fondo Monetario Internacional sea un europeo", en contra del criterio de países como China y los latinoamericanos.
Preguntado por eventuales compensaciones a estos países en caso de que finalmente Lagarde sustituya a su compatriota Dominique Strauss-Kahn al frente del FMI, el presidente francés recordó que recientemente se ha reequilibrado el derecho de voto dentro del organismo internacional. Además, dado que el periodista que realizó la pregunta era de nacionalidad brasileña, recalcó que Francia está haciendo esfuerzos para que este país entre a formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU.
Por otra parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, buscará hoy recibir el respaldo de los países del G8 a su plan de apoyo a la transición en los países árabes, pero no espera compromisos monetarios específicos. Los siete países más desarrollados y Rusia tienen previsto dedicar este viernes una sesión a los procesos de transición democrática y las exigencias de cambio político en el mundo árabe, en la que estarán presentes el presidente de la Liga Árabe, Amro Musa, y representantes de Egipto y Túnez.
Obama ha puesto sobre la mesa un plan de apoyo económico y político a los países de Oriente Medio y el norte de África que adopten reformas democráticas, una iniciativa que incluye 2.000 millones de dólares en condonación de deuda y garantías de crédito.

Seguridad nuclear
Del mismo modo, también se espera que los dirigentes de estos países adopten una reglamentación internacional para garantizar la seguridad de las centrales nucleares, tras la catástrofe de Fukushima, en Japón. Al respecto, Sarkozy instó a sacar conclusiones de esta tragedia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine