19 de mayo de 2011
19.05.2011
FMI

Christine Lagarde, favorita para suceder a Strauss-Kahn

Salgado respalda a la ministra de Economía francesa, pero los países emergentes no quieren otro cargo europeo

19.05.2011 | 13:30
Christine Lagarde, a su llegada al Palacio del Elíseo en París, el pasado 13 de mayo

La ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, se ha convertido en la candidata favorita para dirigir el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras la dimisión de Dominique Strauss-Kahn, detenido en Nueva York acusado de intento de violación.

El ministro de Finanzas sueco, Anders Borg, ha sido el primero en apoyarla públicamente por su liderazgo en la gestión de la crisis del euro y en el G-20. "La señora Lagarde es uno de los candidatos obvios", ha dicho en una entrevista con el canal de televisión británico Sky News.

También la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, respaldó indirectamente a Lagarde el pasado martes al sugerir que el nuevo director del FMI debería ser europeo y mujer. "La presencia de mujeres en puestos de responsabilidad todavía es escasa", destacó Salgado, aunque evitó pronunciarse en concreto sobre su homóloga francesa.

"Lagarde tiene una reputación muy sólida, no sólo en Europa sino también a nivel internacional. La presidencia francesa del G-20 no ha hecho mas que agrandar esta reputación", ha insistido este jueves una fuente europea.

Los ministros de Economía de la UE empezaron a discutir la sustitución de Strauss-Kahn el pasado martes, cuando éste todavía no había presentado su dimisión. Pese a sus promesas anteriores de reforzar la presencia de los países emergentes en las instituciones financieras internacionales, acordaron mantener la presión para que el elegido sea un europeo.

"Deberíamos proponer un candidato europeo", ha repetido este jueves la canciller alemana, Angela Merkel. También el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha reclamado un "candidato europeo fuerte" para dirigir el FMI.

Salgado alegó el martes que la UE sigue siendo el "principal contribuyente" al Fondo, mientras que otros ministros, como Borg o el irlandés Michael Noonan, afirmaron que se necesita a un europeo al frente del FMI por el papel fundamental de esta institución para combatir la crisis de deuda de la eurozona.

Según la tradición, el puesto de director gerente del FMI se reserva a un europeo, mientras que al frente del Banco Mundial se coloca a un estadounidense. Pero los países emergentes consideran que este reparto simboliza el viejo orden surgido de la segunda guerra mundial y no representa el actual contexto económico.

EMERGENTES SIN CANDIDATO
Durante las últimas horas, representantes de China, México, Brasil o incluso Japón han exigido que la elección del nuevo director gerente del Fondo se haga de forma abierta y transparente. No obstante, los países emergentes no han encontrado de momento un candidato de consenso alternativo que pueda frenar a los europeos.

"Brasil ha apoyado siempre que la selección se base en el mérito, independientemente de la nacionalidad", ha subrayado el ministro de finanzas brasileño, Guido Mantega, en una carta abierta a los países del G-20. "Ha pasado el tiempo en el que podría considerarse apropiado reservar este importante puesto a un europeo", ha dicho.

Por su parte, la portavoz del ministerio chino de Asuntos Exteriores ha reclamado que la elección del nuevo director gerente se base en "el mérito, la transparencia y la equidad".

Entre los posibles aspirantes se encuentran el ex ministro de Finanzas turco, Kemal Dervis, considerado salvador de la economía turca tras la crisis financiera de 2001. También está el sudafricano Trevor Manuel, que fue ministro de finanzas durante 13 años tras la caída del Aparheid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine