17 de mayo de 2011
17.05.2011

El Eurogrupo aprueba el rescate de 78.000 millones para Portugal

España tendrá que aportar 3.247 millones al plan, menos de lo que inicialmente calculó Economía

17.05.2011 | 02:00

Los ministros de Economía de los países del euro aprobaron ayer el rescate de 78.000 millones de euros que recibirá Portugal durante los próximos tres años y cuyo objetivo es ayudarle a hacer frente a su crisis de deuda y "salvaguardar la estabilidad en la eurozona y en la UE en su conjunto". Portugal se convierte así en el tercer país de la eurozona que recibe asistencia financiera tras Grecia (110.000 millones de euros) e Irlanda (85.000 millones).
De los 78.000 millones de euros, 52.000 millones corresponden a la UE (26.000 millones avalados por el presupuesto comunitario y 26.000 avalados por los Estados miembros) y otros 26.000 millones corresponden al Fondo Monetario Internacional (FMI), que cobrará un tipo de interés por su tramo de entre el 4,25% y el 5,25%.
El precio que cobrará la UE no se ha hecho público, pero estará por encima del 5,5%, según anunció el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. El primer tramo de la ayuda debe hacerse efectivo a finales de mayo o principios de junio para cubrir las necesidades de financiación inmediatas de Lisboa.
España avalará alrededor de 3.247 millones de euros del préstamo a Portugal, el 12,49% del tramo garantizado por los Estados miembros, según fuentes del Ministerio de Economía. Se trata de una cantidad sensiblemente inferior a los 5.000 millones que había estimado inicialmente la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

Exigencias de Finlandia
Al mismo tiempo, las autoridades portuguesas se comprometen a "animar a los inversores privados a mantener su exposición global de forma voluntaria" a la deuda lusa. Se trata de que los bancos participen también en el rescate, aunque sea voluntariamente, tal y como había exigido Finlandia, el país que más se resistió a esta asistencia financiera tras el ascenso en las últimas elecciones del partido populista Verdaderos Finlandeses.
Como contrapartida de la ayuda, Portugal se compromete a aplicar -gane quien gane las elecciones del 5 de junio- un "duro" programa de ajuste para rebajar el déficit al 3% en 2013. El plan incluye la congelación del sueldo de los funcionarios hasta 2013, la reducción de las pensiones más altas y de las prestaciones por desempleo, recortes en sanidad y educación, disminución del número de ayuntamientos, paralización de grandes obras públicas y privatización de empresas como las energéticas EDP y REN o la aerolínea TAP.
Este ajuste provocará una contracción económica del 2,2% este año y del 1,8% en 2012, mientras que la tasa de paro se disparará hasta el 13%. Pese a ello, el nivel de deuda pública seguirá aumentando hasta el 107% del PIB, según las previsiones de primavera de la Comisión. El rescate de Portugal incluirá un paquete de 12.000 millones de euros para recapitalizar el sector bancario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine