10 de mayo de 2011
10.05.2011
40 Años
Nueva normativa

El Congreso aprueba el proyecto de ley de dinero electrónico

Las entidades que emitan dinero online deberán tener un capital inicial mínimo de 300.000 euros

10.05.2011 | 16:22

El Congreso de los Diputados aprobó hoy el proyecto de ley de dinero electrónico, que contempla la creación por parte del Banco de España de un registro para este tipo de entidades, que están obligadas a partir de ahora a mantener un capital inicial mínimo exigible de 300.000 euros.

El nuevo texto fue aprobado con competencia legislativa plena por la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso y no necesita por tanto de la aprobación del Pleno de la Cámara, con lo que se enviará al Senado para continuar con su tramitación.

Se entiende por dinero electrónico todo valor monetario almacenado por medios electrónicos o magnéticos que represente un crédito sobre el emisor, que se emita al recibo de fondos con el propósito de efectuar operaciones de pago, y que sea aceptado por una persona física o jurídica distinta del emisor de dinero electrónico.

Además de las entidades autorizadas, podrán emitir dinero electrónico las entidades de crédito, Correos y Telégrafos y el Banco de España.

Las entidades de dinero electrónico, que deberán disponer de un capital inicial mínimo de 350.000 euros, podrán realizar otras actividades, como la prestación de servicios de pago y la gestión de sistemas de pago, y lo que las distingue de las entidades de depósito es la prohibición de captar depósitos u otros fondos reembolsables del público.

Estas entidades, una vez inscritas en el correspondiente registro, tendrán que facilitar información detallada sobre sus sucursales, sus agentes y sus actividades, y tendrán la obligación de emitir dinero electrónico por su valor nominal.

Los titulares podrán solicitar en cualquier momento su reembolso.

Será el Banco de España el encargado de asegurarse de que estas entidades poseen el nivel mínimo de recursos propios.

La nueva norma persigue el diseño de un régimen jurídico más proporcionado, en el que se eliminen determinados requerimientos de las entidades de dinero electrónico que, por resultar demasiado onerosos para estas, se han revelado inadecuados en relación con los riesgos que su actividad puede potencialmente generar.

Por ello, de esta categoría quedan excluidos instrumentos como tarjetas de compra, de combustible, de socio, vales de alimentación o de comida, y similares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine