09 de mayo de 2011
09.05.2011
Fusión de las cajas

"La CAM ha sufrido una campaña de desprestigio"

La directora de la caja afirma que la entidad alicantina "sigue siendo viable por sí sola"

09.05.2011 | 15:08

La directora general de Caja Mediterráneo (CAM), María Dolores Amorós, ha considerado hoy que la entidad alicantina "ha sufrido una campaña de desprestigio sin precedentes, no fundamentada en datos ciertos ni reales", y ha afirmado que la caja "sigue siendo viable" por "sí sola".

Amorós ha realizado estas declaraciones a los periodistas al ser preguntada sobre el posible daño que CAM podría haber recibido en su imagen pública tras los acontecimientos derivados de la ruptura del SIP con Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria.

Tras su asistencia a la inauguración del XL Consejo Directivo de la Asociación Iberoamericana de Cámaras de Comercio (AICO), celebrado en Alicante, la directora general ha señalado que campañas de desprestigio como la que ella misma ha señalado que padece CAM "siempre afectan".

Sin embargo, ha subrayado que "afortunadamente" la caja alicantina tiene "una masa muy importante de clientes" que son los que le dan "la fuerza y la confianza para seguir adelante porque confían" en la entidad.

Cuestionada sobre la posibilidad de que CAM encuentre algún socio tras la ruptura del SIP, Amorós ha destacado que la entidad alicantina es "viable por sí sola como lo reconoce" el programa en el que está inmersa, que es "el conjunto del sector, donde ha habido un incremento súbito y muy importante de los requerimientos de capital".

"El camino de CAM es la historia de muchas integraciones", ha expuesto la directora general.

"Creo en esas posibilidades porque pueden aportar mejoras de competitividad y de posicionamiento, y CAM tiene muchos valores para cualquier potencial socio", ha añadido.

Sin embargo, la posibilidad de que la caja alicantina se alíe con algún socio es "una opción que siempre ha estado ahí y que puede estar, si no ahora, dentro de unos años", ha precisado.

Preguntada sobre si los acuerdos en relación al ajuste de plantilla que CAM había aprobado para su conversión en el Banco Base junto a Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria siguen siendo contemplados a pesar de la ruptura de la fusión, Amorós ha afirmado que la reestructuración laboral continúa siendo "válida".

Amorós ha indicado que "está planteado el plan de reestructuración de la caja y va en línea con lo que ya había acordado con todos los sindicatos y toda la representación laboral".

Así, ha señalado que CAM está ultimando "los trámites" para aplicar dichos ajustes, "porque ha habido un cambio", ya que la reestructuración de la plantilla aprobada inicialmente era "un plan global para un conjunto de entidades -las implicadas en el SIP- y ahora es para una entidad independiente", ha explicado.

Sobre su aplicación definitiva, Amorós ha manifestado que no puede "concretar plazos", si bien ha apuntado que el proceso se acometerá a corto plazo.

A este respecto, ha puntualizado: "estamos más cerca de un mes que de un año".

En relación a si ha habido respuesta del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) sobre el tema de las valoraciones, Amorós ha declarado que "todavía es muy pronto" y que los procesos correspondientes "siguen sus calendarios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine