01 de julio de 2010
01.07.2010

Caja Castilla-La Mancha aprueba su absorción por parte de Cajastur

La institución renuncia a ser una entidad de crédito y quedará únicamente como fundación

01.07.2010 | 02:00
Un momento de la asamblea de Caja Castilla-La Mancha, celebrada ayer en Cuenca.

La asamblea de Caja Castilla- La Mancha dio ayer el visto bueno con 110 votos a favor, 23 abstenciones y tres votos en contra al plan diseñado para su rescate, que pasa su integración en el Banco Liberta, propiedad de Cajastur. El plan presentado por el director general del Grupo CCM, Xabier Alkorta, superó el mínimo de 94 votos necesarios para su aprobación a pesar de la abstención mayoritaria de los consejeros propuestos por el PP, algunos de los cuales votaron en contra.
Tras la decisión de la asamblea, reunida durante casi cinco horas en Cuenca, CCM renuncia a su condición de entidad de crédito, se convierte en una fundación y traspasa su negocio bancario al Banco Liberta, que pasará a llamarse Banco CCM. El PP no consiguió introducir en el orden del día un punto extraordinario en el que pretendía conseguir un compromiso expreso de la asamblea de garantía de mantenimiento de todos los puestos de trabajo.
La propuesta, defendida por el consejero del PP Fernando López Villamor, fue rebatida por el socialista José Fernando Sánchez Bódalo, al que la dirección de la caja dio la razón, pues incluir ese punto habría supuesto revocar los acuerdos adoptados ayer. Ante esa decisión, el grueso de los consejeros del PP decidió abstenerse, aunque tres de ellos votaron en contra del proyecto.
La decisión adoptada por CCM supone, entre otras operaciones, la segregación del negocio bancario a favor del Banco Liberta y la aprobación de los Estatutos de la Fundación de la Caja de Ahorros de Castilla-La Mancha. También se dio el visto bueno al acuerdo marco de compromisos suscrito por CCM con el Fondo de Garantía de Depósitos.
El Banco Liberta, futuro Banco CCM, absorberá el negocio bancario de CCM y las participaciones de la Corporación Industrial relacionadas con el mismo, como los seguros. Estará participado en un 75% por Cajastur y el restante 25% por la nueva Fundación Caja Castilla-La Mancha, e iniciará sus operaciones con un valor de mercado de casi 1.800 millones de euros y unos "sólidos ratios de solvencia", según fuentes de la entidad. Por su parte, la nueva fundación tendrá como finalidad el mantenimiento y continuación de la obra benéfico-social de la entidad.
La forma concreta de hacer la integración requiere una ampliación de capital en Banco Liberta por importe nominal de 136 millones de euros y una prima de emisión de 306 millones de euros, es decir una cuantía total de 442 millones de euros, cantidad que coincide con la diferencia existente entre el total del activo, fijado en 23.211 millones de euros, y el total pasivo, de 22.769 millones.

Cuentas anuales
Por otro lado, la asamblea general de CCM dio luz verde a las cuentas anuales individuales y el informe de gestión correspondientes al ejercicio 2009. La entidad manchega cerró el ejercicio con unas pérdidas que ascienden a 549,1 millones de euros, un 25,8% menos que el ejercicio anterior. Según la entidad, los planes puestos en marcha han permitido reducir el ratio de morosidad referido al crédito desde el 17,36% en junio al 15% en diciembre de 2009.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine