26 de junio de 2010
26.06.2010

Díaz Ferrán no tendrá que responder ante los tribunales por el cierre de Air Comet

La Fiscalía de la Audiencia Nacional archiva la causa al no apreciar indicios de estafa en la actuación de la aerolínea

26.06.2010 | 02:00

La Fiscalía de la Audiencia Nacional anunció ayer el archivo de las diligencias de investigación contra Air Comet, propiedad del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual, al no apreciar indicios de delito de estafa, ya que no se ha localizado "ningún billete cuya fecha de emisión fuera posterior al 21 de diciembre de 2009", cuando cesó su actividad.
Aunque la aerolínea dejó en tierra a miles de pasajeros con el billete en la mano, el Ministerio Fiscal señala que la compañía no conocía "su incapacidad de cumplir las obligaciones contraídas en el momento de vender los billetes". En concreto, recuerda que hasta que un juzgado británico le impidió seguir volando al inmovilizar sus aviones a petición de Nord Bank, los responsables de la Air Comet "siguieron intentando, con mayor o menor acierto, salvar la viabilidad de la compañía". Para la Fiscalía, en todo caso, se trata de un incumplimiento de contrato del que "se derivarían las correspondientes responsabilidades civiles, pero no de orden penal". La investigación respondía a una denuncia de la organización de consumidores Ceaccu, que aseguraba que Air Comet siguió vendiendo pasajes aún sabiendo que iba a cerrar.

Marsans, en concurso
Por otra parte, el juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid declaró ayer el concurso de acreedores de Viajes Marsans, que también perteneciera a Díaz Ferrán y su socio. Lo más sorprendente del caso es que la juez, a pesar de tratarse de un concurso necesario (es decir, no voluntario), permitirá que los nuevos propietarios de la firma sigan al frente de su gestión. Como se recordará, Marsans acaba de ser adquirida por la sociedad Posibilitum Bussiness, dirigida por el empresario valenciana Ángel de Cabo, por 600 millones. Entre los denunciantes están el Hotel Villagadea y la sociedad Nereida Mediterránea, ambas de Altea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook