17 de junio de 2010
17.06.2010

El ajuste obliga al Consell a reducir sus gastos en un 11% para el próximo año

Las Cortes validan, con el respaldo de PP y PSPV, el decreto para recortar el sueldo a los funcionarios

17.06.2010 | 02:00
El ajuste obliga al Consell a reducir sus gastos en un 11% para el próximo año

La Generalitat tendrá que ajustarse el cinturón al máximo cuando empiece a elaborar, a la vuelta del verano, su presupuesto para el año 2011, de acuerdo al plan de reequilibrio financiero de la Comunidad que aprobó el martes el Consejo de Política Fiscal y Financiera. El Consell, durante 2010, aplicará recortes por valor de más de 800 millones de euros, tal y como adelantó este periódico. Pero la tijera, con total seguridad, tendrá que funcionar a pleno rendimiento en 2011 hasta aplicar un recorte del gasto aún mayor y que podría cifrarse en unos 1.500 millones de euros, la friolera de 250.000 millones de las antiguas pesetas.
Fundamentalmente, el programa de reequilibrio financiero de la Comunidad, que llevaba medio año bloqueado en Madrid, contiene tres medidas. El plan de austeridad, ya presupuestado para 2010, con un recorte de 308 millones a los que que cabe sumar la limitación de pago de obligaciones, que afectará a partidas por otros 500 millones de euros. Finalmente, en ese paquete entra, igualmente, el "decretazo" del Gobierno de Zapatero -con el recorte de los sueldos de los funcionarios- y cuya traslación a la Comunidad Valenciana quedó ayer convalidada en las Cortes con el respaldo del PP y del PSPV y la única oposición de Compromís, el grupo que comparten los diputados del Bloc e Iniciativa; y de EU.
"Se trata -explicó el conseller en los pasillos de las Cortes- de aquellas medidas que durante meses hemos defendido como las adecuadas para afrontar la situación de crisis". "No hay otras", aseveró. El titular de Economía, en las próximas semanas y a petición propia, comparecerá en las Cortes para explicar las medidas de contención que tendrá que aplicar la administración valenciana. En el paquete de recorte se contempla la reorganización del sector público y la congelación de sueldos de altos cargos; a lo que hay que añadir la reducción del salario de funcionarios, reducción del gasto para 2011 del 11%, reducción del 30% de las transferencias, excepto en lo que se refiere al gasto social, y una "racionalización" de la inversión. A todo ello hay que sumar, además, un descenso en la previsión de ingreso del 9%. Todo ello con la intención de cumplir el acuerdo en el que se contempla una reducción del déficit del 2,4% actual al 1,3% en 2011 y 2012 y al 1,1% en 2013. "Las negociaciones con el Ministerio han dado sus frutos", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook