13 de junio de 2010
13.06.2010
Reforma laboral

CiU pide aplazar la reforma para que no sea un "churro"

El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran Lleida tacha de "churro" la reforma

13.06.2010 | 14:27

El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran Lleida, ha planteado la conveniencia de que el Gobierno aplace unos días la aprobación de la reforma laboral, prevista para el 16 de junio, para evitar que sea un "churro" que "no satisface a nadie".

El dirigente de CiU ha propuesto esta posibilidad en una entrada realizada hoy en su blog, en el que ha asegurado además sentirse "muy preocupado" tras la lectura de los 41 folios del texto que le ha remitido el Ejecutivo con las propuestas sobre la reforma laboral.

"Si tuviera que buscar una palabra para definir su contenido, lo resumiría diciendo que es un churro", ha afirmado Duran Lleida, quien ha reprochado además al Gobierno que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, anunciara medidas que no aparecen en el documento, como sería la posibilidad de rebajar a 20 días la indemnización para empresas con seis meses de pérdidas.

El dirigente de CiU, con el que el Ejecutivo está negociando para conseguir el apoyo de su grupo parlamentario a la reforma laboral, cree que las medidas previstas en el documento actual no consiguen lanzar un mensaje "inequívoco" de confianza a los mercados financieros que vigilan el comportamiento de la economía española.

Además, se ha mostrado preocupado por tener que negociar la reforma laboral "contrarreloj" y "en poco más de 48 horas".

"No sé si sería mejor que el Gobierno aplace unos días la aprobación de la reforma a que se haga el día 16, pero acabe siendo un churro que no satisfaga a nadie. Quizás valdría la pena comenzar de cero para sacar un papel más coherente y más atractivo", ha afirmado en su blog.

Por otra parte, ha advertido al Ejecutivo que, si finalmente CiU llega a un acuerdo para avalar la reforma, deberá quedar claro que se trata de una propuesta del Gobierno socialista ya que "es el Gobierno el que se debe mojar, el que tiene un plus de responsabilidad".

Duran Lleida teme que el Gobierno "espera que sean los grupos parlamentarios los que profundicen más en la reforma para sacarse las pulgas de encima y para adjudicarnos a otros las responsabilidades".

El Gobierno ha empezado a negociar con los grupos parlamentarios el texto del decreto de reforma laboral que aprobará el miércoles el Consejo de Ministros, entre ellos con CiU, que es clave porque su voto a favor asegura un respaldo holgado de la citada norma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook